¡Llegaremos!

Compartir

Llegamos lejos con nuestro talento cuando andamos con los hombres, pero para andar con Jesús, sepamos bien que el llamado divino nos abre el camino, mas la integridad nos mantiene a su lado. Muchas de las extraordinarias cosas que acontecieron en el ministerio de nuestro Señor sucedieron en los caminos, y por ello, caminar con Él es el gran entrenamiento. A su lado llegamos a ser probados y aprobados.

Nada se cocina sin fuego, por tanto, hasta nos encontramos ardiendo por dentro para alcanzar el propósito Divino, no importa cuánto esfuerzo hagamos, éste permanecerá crudo, mientras nos desgastamos yendo y viniendo. La pasión de un gran arranque debe perdurar hasta el final pero calzada de fe, esa que es el combustible que se va quemando mientras llegamos a nuestro destino.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir