América, con 13,3 millones de enfermos, experimenta vaivén en los contagios

Compartir

Redacción internacional.- En América, donde hay 13,3 millones de contagiados con coronavirus, pareciera que existe un vaivén de cifras de nuevos enfermos mientras los países de la región se apresuran a abrir más sectores de la economía para hacer llevadera la pobreza ahondada por la pandemia.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde que se conoció el primer caso del virus, en diciembre de 2019, globalmente se superó la barrera de los 25 millones de infectados y los muertos suman 844.312.

América sigue siendo la zona más afectada, con Estados Unidos a la cabeza tras reportar este lunes más de seis millones de infectados con COVID-19, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Allí, los casos son 6.002.615, mientras que los decesos alcanzan los 183.203.

CONTAGIOS EN LATINOAMÉRICA A VECES SUBEN Y OTRAS VECES BAJAN

En América Latina, que está en la mira de los análisis epidemiológicos de la OMS, los casos parecen estabilizarse por momentos en algunos países mientras en otros, que creían superada la emergencia sanitaria, han vuelto a repuntar.

Así, por ejemplo, en Perú, Colombia y Argentina se presenta una progresión diaria muy similar, de entre 9.300 y 9.500 casos, mientras que México registra unos 6.000.

De este modo, entre los 10 países del mundo más afectados por la pandemia se encuentran además de Estados Unidos, Brasil con 3.862.311 enfermos.

También hacen parte del listado Perú, con 639.435 infectados; Colombia, que tiene 607.904, y México, que alcanzó los 595.841.

Con respecto a los fallecidos, la segunda nación con más decesos en el planeta es Brasil, con 120.828, y en el continente le siguen México, con 64.158, y Perú, con 28.607.

URGENTE LLAMADO A LA RESPONSABILIDAD CIUDADANA

Los Gobiernos latinoamericanos, algunos de los cuales han desestimado la letalidad del virus, han hecho en los últimos días urgentes llamados para que sus ciudadanos sean más conscientes de la responsabilidad que implica entrar a la fase de desconfinamiento para poder reabrir sectores importantes de la economía.

De este modo, persuadir a muchos peruanos de que no sean "necios" ante la COVID-19 es la difícil tarea en la que se ha embarcado el Gobierno con una agresiva campaña para despertar la conciencia de quienes no creen en el riesgo de contraer la enfermedad.

Bajo el nombre "El Covid no mata solo. No seamos cómplices", el Ejecutivo de Martín Vizcarra presentó una campaña que tiene como fin "sensibilizar y generar conciencia" entre los "irresponsables" que, a juicio del Gobierno y de muchísimos peruanos, han generado un crecimiento incontrolable de los contagios.

Asimismo, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, instó a sus compatriotas a participar en el combate de la pandemia, que en el país ha causado más de 1.800 muertes.

"Hoy más que nunca necesitamos de la participación de todos los hondureños para que podamos vencer las amenazas que enfrentamos y que salgamos con éxito de esta dura prueba que no sólo enfrenta Honduras, sino el mundo", indicó Hernández en un acto a propósito del 199 aniversario de la Independencia de Centroamérica de la Corona española.

Mientras tanto, Bolivia proyecta ingresar a la "meseta" de contagios durante los primeros días de septiembre, de acuerdo con el director nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto.

El especialista mencionó que los "casos han descendido" con relación a los más de 2.000 diarios que se reportaron durante algunas jornadas de julio y agosto, aunque las cifras se han mantenido altas en departamentos como La Paz.

LA ECONOMÍA PRIMA

En Chile, las autoridades informaron que la cifra de infectados es de 411.726, a pesar de que varios de los barrios más habitados de la periferia de Santiago, donde viven 1,5 millones de personas, avanzan en el plan de desconfinamiento.

"Estamos agradecidos de la enorme responsabilidad de nuestros vecinos, esfuerzo que ha permitido dar un nuevo paso. Sigamos con ese compromiso", dijo Evelyn Matthei, alcaldesa del céntrico Providencia, uno de los barrios que cambiará de fase el miércoles de esta semana para darle paso al libre movimiento los fines de semana y a la apertura de los restaurantes que tengan terrazas.

Del mismo modo, el paradisíaco archipiélago de Fernando de Noronha, el mayor de Brasil y una de las pocas zonas del país libre de contagios por el nuevo coronavirus, permitirá desde este martes el acceso a las 21 islas de turistas con comprobación clínica de su cura después de haber dado positivo para COVID-19.

La autorización para los turistas curados llevará a la reactivación del turismo en esa parte del país, anunció el Gobierno del estado de Pernambuco (nordeste), que administra territorialmente la principal región insular del gigante suramericano.

Algo similar ocurrió en Bogotá, en donde miles de personas acudieron este domingo a los parques y ciclovías en el primer día de reapertura de espacios públicos tras más de cinco meses cerrados por la cuarentena para mitigar la expansión del coronavirus.

Las autoridades bogotanas dieron a conocer que en los 127,7 kilómetros de ciclovías y en los 65 parques públicos, entre ellos el Simón Bolívar, el más grande de la capital colombiana, la gente salió a trotar, caminar, y andar en patines y bicicleta teniendo presentes las medidas de bioseguridad.

Sin embargo, los medios de comunicación dieron a conocer imágenes de filas interminables para ingresar a algunos restaurantes y de aglomeraciones en varios puntos de la ciclovía lo que desde ya hace temer a algunos colombianos un preocupante incremento del contagio en las próximas semanas. EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir