Banfondesa, S.A.: un importante amigo del microempresario

Noreida Criscito conversó sobre aspectos del banco con elCaribe. ÁNDERSON GUERRERO
La institución ofrece respaldo a actividades económicas que van desde colmados hasta salones y la agropecuaria

Los microempresarios (entre ellos colmados y salones de belleza), productores rurales de pequeña escala y las familias de bajos ingresos tienen desde 2015 un nuevo aliado que les sirve de “pie de amigo”, llamado Banco de Ahorro y Crédito Fondesa, S.A. (Banfondesa).

Es una institución joven, de poco más de un lustro, pero está enfocada en continuar la tradición de atención financiera a los segmentos de bajos ingresos que no siempre han estado bajo el foco de respaldo de grandes corporaciones.

El banco de microfinanzas -nacido en el Cibao-, ha ido progresivamente incorporando nuevos productos y servicios, basados justamente en toda la transformación digital que a raíz de la pandemia se elevó un poco. Tiene una cartera activa que ronda los RD$5,700 millones, para servir de brazo económico de empuje a microempresarios, a emprendedores y a otras ramas. La cartera pasiva es de unos RD$6,200 millones.

De acuerdo con informaciones ofrecidas a elCaribe por Noreida Criscito, gerente de Canales Alternos Banfondesa, la organización tiene cobertura nacional y ofrece a sus clientes urbanos y rurales diversos productos y servicios, tanto microfinancieros como no financieros, a través de una red de 58 sucursales ubicadas en toda la geografía nacional.

“La verdad es que para nosotros son muy importantes esas gestiones que estamos haciendo, de apoyo a este segmento que atendemos, en pro de mejorar la calidad de vida de ellos”, dice la ejecutiva bancaria, en una visita realizada al director de este periódico, Nelson Rodríguez.

“Somos ágiles, cercanos y amigables. Es como nuestro gran eslogan. La idea es llevar de la mano a nuestros clientes y yo creo que ese es un aspecto diferenciador que tenemos. Nos identificamos mucho con el sentir de la gente, nos acercamos a las comunidades rurales y vamos a los campos. Vemos lo que pasa y eso sensibiliza mucho al negocio”, dice Noreida.

La filosofía del banco tiene mucho que ver con los grupos que están en las comunidades (juntas de vecinos, asociaciones de madres, etcétera) que son una vía para la organización ofrecer sus servicios y dinamizar todo lo que ofrece.

“Hemos sacado producción en lo que es nuestro internet banking, para que todos los clientes puedan hacer transacciones por internet, un aplicativo móvil, y en el mes de mayo hicimos el lanzamiento de nuestra tarjeta de débito”, indica Noreida Criscito, en la conversación sostenida a media mañana de ayer.

Y agregó: “Como institución que busca brindar servicio a esas comunidades un poco más rurales del segmento base de la pirámide, y favorecer la microempresa, es muy importante complementar lo que ya veníamos haciendo, porque una gente que vive muy alejado, en una zona rural, en un pueblo que no está cercano a nuestra sucursal, ponerle una aplicación móvil o una tarjeta de débito le da comodidad y rapidez en lo que requiere hacer”.

Banfondesa está empujando positivamente al desarrollo desde empresas muy pequeñitas (micro-micro, dice Noreida), hasta, pyme y sector agrícola. Este último no siempre encuentra respaldo en el mercado, por los riesgos a que se ve expuesto frente a fenómenos naturales, por ejemplo. Pero Banfondesa lo tiene como un capítulo de gran relevancia.

“También debemos decirles que apoyamos el desarrollo y mejora de la comunidad de energía verde”, indica la gerente de Canales Alternos. Cuando Noreida cita “mejoras energéticas”, se refiere, por ejemplo, a los recursos que se han ido destinando para apoyar las familias en las compras de artículos o aparatos más amigables al medio ambiente, como neveras inverter, que consumen menos energía; así como la colocación de paneles solares, si se viera el tema a una mayor escala, dependiendo la situación de cada cliente.

Banfondesa tiene como lema “el Banco de la Familia y la microempresa”. Es regulado por la Superintendencia de Bancos. Según las informaciones ofrecidas, la oferta financiera de la entidad se ha diseñado acorde con las necesidades de sus mercados principales, ayudando a sus clientes a generar capacidades de inversión, ingresos productivos y a mejorar la calidad de vida de las familias.

“Debo decir que Banfondesa tiene una posición de liderazgo en el mercado rural y las provincias cercanas a la frontera (por la Línea Noroeste), entre ellas Dajabón, Santiago Rodríguez, Valverde, Monte Cristi”, apuntó Noreida.

La institución está adherida a los principios de protección de clientes, practica las finanzas responsables y tiene un compromiso social con la bancarización e inclusión financiera de las mayorías populares de la República Dominicana.

Está afiliada a la Asociación de Bancos de Ahorro y Crédito y Corporaciones de Crédito de la República Dominicana (Abancord) y a los consorcios Redcamif y Redomif. También mantiene importantes alianzas estratégicas con universidades, centros de estudios especializados, instituciones de desarrollo, entidades comunitarias locales y proveedores de recursos nacionales y multilaterales.

“Entendemos que hemos tenido resultados positivos; vemos que nuestra cartera ha ido creciendo y que estas políticas que se han implementado han sido muy positivas y ha sido muy estratégico para nosotros como se han tomado las decisiones al respecto en el banco”, expuso Noreida Criscito.

Resaltó que Banfondesa en cada pueblo tiene contacto con la cámara de comercio existente, como manera de mantener su cercanía con los empresarios.

Cuando se le pregunta cómo ve las perspectivas del país (incluyendo la economía, en general), expresó que el banco siempre ha apostado a verle el lado positivo y bueno a República Dominicana.

“Como extranjera que vive acá, siento que República Dominicana tiene gran fortaleza y tiene un gran empuje de seguir creciendo y por seguir siendo el mejor país del Caribe. Siempre hay oportunidades y siempre hay crecimiento en este sector, y siempre va a haber gente que necesita crecer y ser apoyado. El banco está dispuesto a eso”, sostiene.

Noreida Criscito es de origen venezolano. Tiene dos años y cuatro meses en República Dominicana, pero conoce bastante sobre la cultura local y le gusta el trato de los habitantes de este país. Eso dijo en el diálogo.

La institución de la que forma parte está muy satisfecha por lo alcanzado en el corto tiempo que tiene en el mercado y asegura que ha crecido y avanzado mucho. Pero, en todo caso –y en adición a que le está yendo bien- Banfondesa desarrolla la planificación estratégica.

En expansión

“Hemos crecido mucho en el mercado, en la posición de la banca como tal, en lo que es nuestro segmento, que son ahorro y crédito, y queremos seguir apostando a la transformación digital (…). De la mano de la pasión y acompañamiento a los clientes queremos seguir creciendo en eso, seguir llevando opciones más digitales a estos clientes, para que ellos puedan autogestionarse y poder ser un esquema de ahorro para ellos, de forma positiva, en la medida que solicitan un crédito, una cuenta de ahorro”, sostuvo la ejecutiva bancaria.

Los niveles de morosidad de Banfondesa son inferiores al 2 %, pero eso es variable en función del sector del país. “Pero en definitiva, ha estado muy controlado. El pobre es buena paga. Y lo es porque quiere seguir creciendo y sabe que si paga a tiempo, con seguridad le van a poder otorgar otro crédito y va a poder seguir ampliando algún sueño o alguna necesidad que tiene. Así lo creemos. La gente lo que necesita es conocimiento, educación financiera y la ayuda. Lo demás se da solo”, plantea Criscito.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.