Las fiscalizaciones con posterioridad a los despachos de importaciones que llegan al país, realizadas por la Dirección General de Aduanas (DGA), al cierre del año 2023, ascendieron a RD$2,393,016,342, las cifras más altas alcanzadas en la historia de la institución.

Con esta acción, la DGA no solo provee de más recursos a las finanzas públicas para la realización de obras y la ejecución de programas esenciales, sino, que también protege a los comerciantes formales y que pagan lo que les corresponde, de aquellos que quieren competir de manera desleal.

El director general de Aduanas, Eduardo Sanz Lovatón, detalló que estas fiscalizaciones tienen un gran impacto para el comercio legítimo que se realiza en el país, por lo que continúan trabajando en ese sentido, en este 2024.

Dicho monto es, también, el resultado del arduo trabajo que realiza la Gerencia de Fiscalización, unidad que está fiscalizando antes, durante y después de los despachos, con las herramientas y facultades que proveyó la Ley de Aduanas 168-21, promulgada en agosto de 2021.

“Estamos creando una cultura de formalidad”, dijo Sanz Lovatón al dar a conocer la información.
Uno de los segmentos en los que se ha establecido, tanto a nivel local como internacional, un alto riesgo a la subvaluación de mercancías en sus distintas formas, son las importaciones asiáticas, principalmente las que tienen como origen a China.

Las fiscalizaciones a posterior han tenido un incremento exponencial durante los últimos tres años, con relación a los tres años anteriores a su gestión, puesto que en 2017 las fiscalizaciones representaron RD$1,466 millones; en 2018, RD$1,869 millones y en 2019, RD$1,727 millones. Mientras que en 2021 se obtuvieron unos RD$1,616 millones; en 2022, RD$1,934 y en 2023, RD$2,393 millones.

Posted in Dinero

Más de panorama

Más leídas de panorama

Las Más leídas