PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Viena. La alianza OPEP+, liderada por Arabia Saudí y Rusia, decidió este miércoles en Viena reducir su bombeo en 2 millones de barriles diarios (mbd), lo que supone el mayor recorte de la oferta petrolera desde mayo de 2020.

La decisión se adoptó en una conferencia ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus diez naciones productoras aliadas entre ellas Rusia, México y Kazajistán que ha sido el primer encuentro presencial del grupo desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

Además, los ministros participantes acordaron extender un año más su cooperación, con lo cual la citada alianza, forjada en 2016 para hacer frente a la caída de los “petroprecios” causada por el auge del petróleo de esquisto en EE. UU., se mantendrá al menos hasta fines de 2023.

En su declaración final, precisan que han acordado “ajustar a la baja la producción global en 2 mbd a partir de noviembre”.

Nominalmente, ese volumen equivale al 2 % de la oferta mundial de crudo y es cerca del doble del que se esperaba en los mercados internacionales hasta ayer, martes, pero en la realidad física será previsiblemente menor, aunque igualmente importante.

La razón es que la mayoría de los productores ya están bombeando menos de la cuota nacional establecida debido a problemas técnicos de capacidad derivados de inversiones insuficientes.

Así, se estima que en su conjunto, la alianza bombea entre 3.5 y 4 mbd por debajo de la cuota total establecida para octubre, de 43.85 millones de barriles diarios (mbd), que abarca el bombeo de 20 países (todos menos los miembros de la OPEP Venezuela, Irán y Libia, que están exentos del compromiso de limitar sus extracciones).

“No llegaremos a recortar 2 mbd, pero nos esforzaremos en esa dirección”, admitió el presidente de turno de la OPEP, Bruno Jean-Richard Itoua.

Tras destacar que se ha intentado ajustar las cuotas a la capacidad de cada país, estimó que el recorte real será “algo entre uno y dos millones” de barriles diarios.

Aun cuando el recorte real vaya a ser al final menor que el anunciado, la medida supone un claro “no” a las naciones occidentales que vienen desde hace tiempo pidiendo a la OPEP que abra los grifos para abaratar los combustibles y la energía, y frenar así la inflación, en medio de la actual crisis energética.

A través de un comunicado de su asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, y su consejero económico Brian Deese, el presidente de EEUU, Joe Biden, calificó de “cortoplacista” la decisión de la OPEP+ cuando “la economía global sigue afrontando el impacto negativo continuado” de la invasión rusa de Ucrania.

Petróleo sube un 1.4 % y cierra en 87 dólares

El petróleo intermedio de Texas cerró con una subida del 1.4 % y se situó en 87.76 dólares, su cierre más alto desde mediados de septiembre.

Los contratos de futuro del WTI para entrega en noviembre sumaban 1.24 dólares con respecto al cierre anterior.

Los contratos de futuro de gas natural para noviembre subieron en 9 centavos de dólar, hasta 6.93 dólares, y los de gasolina con vencimiento el mismo mes restaron 1 centavo, hastas 2.66 dólares el galón.

Posted in Dinero
agency orquidea

Más contenido por Agencias