Tecnificación Nacional de Riego (TNR) presentó la estrategia de riego tecnificado centrada en la zona de influencia de la cuenca Yaque del Sur, iniciativa respaldada por el Banco Mundial y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Según la entidad, esa iniciativa beneficiará directamente a más de 34,000 productores e impactará 72,000 hectáreas. Incluye un plan de bonificación para los agricultores a través del Fondo de Fomento a la Tecnificación del Sistema Nacional de Riego (Fotesir) que cubre el 50% del costo total del sistema de riego para productores con más de 31 hectáreas, el 60% para aquellos con entre 6 y 31 hectáreas, y el 70% para los que tienen menos de 6 hectáreas..

Claudio Caamaño Vélez, director de TNR, dijo que el esquema ha sido producto de trabajo en conjunto con las juntas de regantes, las asociaciones de productores, el Banco Agrícola, los Ministerios de Economía, Planificación y Desarrollo, y de Agricultura, el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), el Gabinete del Agua y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Afirmó que la gestión de la agricultura es una prioridad estratégica del Gobierno, especialmente ante el impacto del cambio climático que impone una nueva realidad, por lo que es necesario tomar acciones para garantizar la seguridad alimentaria e hídrica a largo plazo.

Luis Loyola, especialista en Riego y Drenaje del Banco Mundial, explicó que el proyecto plantea una inversión total de US$476.9 millones, equivalente a US$6,586 por hectárea en tarea. De esta inversión, el 67% será financiado a través del Fotesir, mientras que los productores contribuirán con el 33% restante.

Cristian Rodríguez, economista de la FAO, precisó que el motor para que el esquema de tecnificación funcione es que los productores puedan hacer una coinversión junto al Estado.

Posted in Dinero

Más de panorama

Más leídas de panorama

Las Más leídas