SICPA: El proveedor de tecnologías que ayuda a poner en stop el ilícito

Amaury Abreu, gerente general de SICPA Dominicana, y José Luis Plazas, vicepresidente, hablaron con elCaribe. Ánderson González
El desarrollo tecnológico y de innovación de la empresa es amplio, incluye trazabilidad de licores y de cigarrillos

SICPA es una multinacional Suiza que globalmente ya no requiere presentación; tiene 35 oficinas en el planeta y se le conoce ampliamente por ser la empresa que provee las tintas de seguridad y marcadores que protegen a la mayoría de los billetes de bancos que circulan en el mundo y se ha destacado por desarrollar una serie de soluciones que garantizan la trazabilidad y autentificación de una gama de productos y marcas, con el objetivo de evitar el fraude, la evasión fiscal y la falsificación.

En la República Dominicana, SICPA es desde 2019 el proveedor de la tecnología que aporta la solución de trazabilidad y de control fiscal de bebidas alcohólicas y cigarrillos que lleva la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), que se conoce como Tráfico.

SICPA le provee al órgano recaudador del Estado una marcación para los productos de alcohol y tabaco donde integra una seguridad visual y electrónica. Es un tema en el que la firma extranjera tiene experiencia acumulada desde el año 1927, cuando comenzó a elaborar tintas que ya están en el 90 % de los billetes de bancos de todo el mundo, incluyendo el dólar norteamericano, el euro, el yen. Incluso, el peso dominicano tiene de esa tinta y diseño de seguridad.

Los sistemas de identificación, marcación, autentificación y trazabilidad de SICPA cuentan con los más altos estándares de seguridad y versan desde tintas de seguridad para billetes, pasaportes o documentos sensibles, hasta gestión de integridad del petróleo y del gas, serialización farmacéutica, sellos digitales, monitoreo de ingreso de telecomunicaciones y soluciones de protección de marca. Son temas de los que José Luis Plazas, vicepresidente de SICPA Dominicana; y Amaury Abreu, gerente general de SICPA Dominicana, le hablaron con elevado interés y certeza al periódico elCaribe.

En un encuentro a media mañana (como parte de una visita realizada al director del diario, Nelson Rodríguez) ambos ejecutivos platicaron no solo sobre los proyectos que la empresa desarrolla en suelo dominicano, sino más allá de su frontera, en la región latinoamericana y caribeña.

Desde el año 1968 República Dominicana ha abanderado el tema del control, con una estampilla que cumplió su ciclo y lo que ha hecho la DGII es un proceso de modernización de esas estampillas fiscales y transformarlas en una seguridad material que existía antes y abonarle una seguridad digital. Uniendo esa parte material y digital lo que se ha procurado es obtener un mayor flujo de información y control. Una modernización del sistema tributario en ese ámbito, valiéndose de eso que se llama trazabilidad o rastreo.

Con ese flujo de información lo que se procura es cambiar un paradigma de control y de fiscalización, usando la tecnología, una tecnología que provee SICPA. La herramienta es usada por la DGII y claramente el organismo de recaudación es el que tiene el control y la fiscalización.

“Con toda esa experiencia acumulada, más otras alternativas que estamos trabajando para negocios, poseemos unos productos de trazabilidad fiscal muy avanzados, digamos que la tecnología más avanzada está hoy disponible en República Dominicana, aplicada en el proyecto Trafico”, aseguró Abreu.

Las estampillas, por ejemplo, que se colocan a las bebidas alcohólicas, para que el cliente, el comerciante de esa bebida y el público en general , tengan la garantía de que está obteniendo el producto original y no “gato por liebre”, vienen con unos dispositivos, de unas tintas especiales que hacen un efecto visual al cambio de la luz (cuando está colocada sobre la botella de la bebida). Tienen inserto otros componentes de seguridad y garantía, como un código individual para cada botella y cada cajetilla de cigarrillo que sale al mercado. Posee un código alfanumérico, donde el consumidor puede verificar que el producto realmente procede de la fábrica de la que se dice que viene y que llega con un pago de impuesto de origen lícito.

Las estampillas tienen sistemas seguros.

Otras soluciones que ofrece la empresa de presencia global –explicó José Luis Plazas- son las tintas de seguridad para pasaportes y DNI. Esas tintas pueden ser táctiles, coloreadas con o sin atributos de cambio de color y otros efectos ópticos.

También provee gestión de integridad de hidrocarburos. Combina tecnologías avanzadas de marcado de combustible con una sofisticada plataforma de TI, que ayuda a los gobiernos a rastrear la distribución de productos derivados de los hidrocarburos y a detectar rápidamente actividades ilícitas.

SICPA trabaja con otros países en la región, pero República Dominicana es su más reciente contrato. Por ende, se beneficia de toda la experiencia y evolución que ha habido en otros países. Es el proyecto más integral que existe en toda Latinoamérica, incluso, con el control de todo los productos (licores, cervezas y otros).

“Ofrecemos además, monitoreo de ingreso de telecomunicaciones. Esta solución sirve para verificar los ingresos por servicios de telecomunicaciones en tiempo real”, expuso.

En cuanto a las soluciones de protección de marca, son diversas tecnologías para proteger las marcas y/o productos de la falsificación. La empresa de la que explicaron Luis Plazas y Amaury Abreu tiene a disposición también el Sicpatrace, que es un sistema de trazabilidad a través de sellos fiscales digitales y tecnología utilizado por los gobiernos para el control de las cadenas de suministro relacionadas con la producción, importación, exportación y distribución de productos con impuestos especiales.

Las soluciones de serialización farmacéutica tienen casi un siglo y su eficiencia ha sido comprobada con la serialización de más de 400 billones de productos alrededor del mundo. SICPA es miembro de GS1 Healthcare, empresa que ha trabajado durante muchos años para proporcionar estándares relacionados con la identificación, el código de barras y el intercambio de datos para productos terminados comerciales.

En el diálogo con SICPA se abordó el tema de sello digital Certus, una solución digital que permite a los emisores de documentos asegurar documentos de valor.

“Somos un proveedor de tecnología, tenemos soluciones que son exclusivas para el gobierno y lo que hacemos es apoyar y coadyuvar a las administraciones tributarias para el control de los impuestos, y en este caso para República Dominicana con el sistema Tráfico, el control del impuesto selectivo al consumo para licores, cervezas y cigarrillos es de elevada importancia”, apuntó José Luis Plazas, originario de Colombia. Amaury Abreu es dominicano.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.