ESCUCHA ESTA NOTICIA

Río de Janeiro, 21 may (EFE).- El Fondo Verde para el Clima puede convertirse en uno de los mejores aliados de los bancos de fomento del G20 para financiar proyectos de mitigación climática si se les facilita el acceso al mecanismo, destacaron representantes de bancos de fomento miembros del foro multilateral, en un evento en Brasil.

El mecanismo de financiación verde de la ONU, sin embargo, aún no dispone de los billonarios recursos prometidos por los países ricos y sus procesos para acceder a los créditos son «complejos».

Así lo señaló el francés Remy Rioux, director de la Cumbre Finanzas en Común (FiCS, red mundial que reúne a los bancos mundiales de desarrollo), en una rueda de prensa en Río de Janeiro al término del encuentro convocado por Brasil y preparatorio para la Cumbre que el G20 tendrá en esta ciudad en noviembre.

El también director de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) destacó el papel que el Fondo Verde para el Clima (GCF por sus siglas en inglés) por ser un mecanismo «equilibrado», que brinda acceso a los recursos siempre y cuando los bancos de fomento interesados tengan parámetros específicos para financiar proyectos verdes.

«He visto muchos bancos públicos que cambiaron sus procedimientos, lo que significa que ahora pueden financiar proyectos verdes y evaluar la calidad de los proyectos porque estaban dispuestos a tener acceso al fondo de financiación verde», dijo Rioux.

La labor, sin embargo, puede ser «frustrante», porque no hay suficiente dinero y el proceso es «demasiado largo y complejo», aseguró.

Adicionalmente a esta problemática, que es común para los bancos públicos de fomento, el grupo de trabajo del G20 identificó otros factores que dificultan la financiación verde, como la falta de garantías y el riesgo cambiario, apuntó Nelson Barbosa, director de Planeación y Estructuración del brasileño Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes). EFE

Posted in Internacionales

Más de panorama

Más leídas de panorama

Las Más leídas