Cierre escolar afectó alimentación de 85 millones de niños en Latinoamérica

San Salvador.- El cierre de las escuelas para tratar de frenar la propagación del coronavirus SARS-Cov-2 afectó los programas de alimentación escolar que benefician a unos 85 millones de niños en Latinoamérica, de acuerdo con un informe de la organización internacional Educo divulgado este jueves en El Salvador.

El documento señala que entre los beneficiarios de estos programas se encuentran 10 millones de niños de "familias vulnerables", para quienes "la comida escolar es la principal fuente de seguridad alimentaria y nutricional".

Educo advierte en el estudio, titulado "COVID-19: Impacto de la pandemia y sus secuelas en la educación", que este número de niños que dependen del alimento escolar "puede aumentar por las consecuencias económicas de la pandemia".

Destaca que los Gobiernos de la región "han puesto en marcha mecanismos para asegurar la continuidad de los servicios" con la entrega de bolsas con alimentos, transferencias de dinero o vales canjeables por alimentos, además de desplegar "esfuerzos para ofrecer clases a través de la televisión y el internet".

Sin embargo, señala Educo en el documento, "las medidas han sido insuficientes para alcanzar amplios sectores de población vulnerables que, a falta de conectividad y herramientas adecuadas, no se han beneficiado de la enseñanza a distancia".

Asimismo, la organización apunta que "la brecha digital ha sido determinante en la exclusión del alumnado con menos recursos".

Señala que en Latinoamérica "la mitad de los escolares de 3 a 17 años no tiene acceso a internet en casa y hay grandes diferencias de acceso por clase social".

Detalla que en Bolivia y El Salvador solo el 4 % de las familias "en situación de pobreza" tienen internet en el hogar, mientras que entre "las más ricas la tasa es del 34 % y el 38 %".

De igual forma, el estudio estima que la cifra de trabajo infantil "puede aumentar hasta en 300.000 (casos) por el impacto devastador de la pandemia".

Educo también advierte que "la explotación sexual ha aumentado durante la pandemia aprovechando la situación de vulnerabilidad de las familias" en Latinoamérica.

Para la organización, "la escuela es un espacio seguro" para la niñez y adolescencia, dado que "allí corren menos riesgos de sufrir todo tipo de violencias" y "al abandonar la escuela están en riesgo de ser víctimas de trabajo infantil, la trata, el matrimonio infantil o el embarazo precoz". EFE

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.