PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Crecen llamados para evitar que Le Pen llegue a presidencia

París. Los partidos políticos tradicionales, perdedores en la primera vuelta de las elecciones francesas, cerraron filas el lunes y exhortaron a los votantes a apoyar al centrista Emmanuel Macron y rechazar a la ultraderechista Marine Le Pen en el&#8230

París. Los partidos políticos tradicionales, perdedores en la primera vuelta de las elecciones francesas, cerraron filas el lunes y exhortaron a los votantes a apoyar al centrista Emmanuel Macron y rechazar a la ultraderechista Marine Le Pen en el segundo balotaje.El lunes, los electores empezaban a recibir llamados desde el extremo del espectro político para el balotaje del próximo 7 de mayo.

El lunes, Le Pen anunció que temporalmente se apartará de su cargo de presidenta del partido Frente Nacional, en un esfuerzo por atraer a más votantes en su duelo con Macron.
“Esta noche ya no seré presidenta del Frente Nacional, soy la candidata presidencial”, dijo la política derechista ante cámaras de televisión.

La segunda ronda de los comicios enfrentará a Le Pen con Macron. Nada más conocerse los resultados de la primera votación, los políticos de la izquierda y la derecha moderada pidieron a sus votantes que impidan la llegada de Le Pen al Palacio del Elíseo.

El presidente François Hollande exhortó a los franceses a votar por Macron, afirmando que una victoria de Le Pen sería devastadora para la economía y socavaría las libertades democráticas. La ultraderecha “dividiría a Francia gravemente” en momentos en que la amenaza terrorista requiere “solidaridad” y “cohesión”.

Benoit Hamon, el candidato del Partido Socialista — que tiene mayoría parlamentaria y ocupa la presidencia con François Hollande, el dirigente más impopular de la historia reciente del país — obtuvo solo el 6% de los votos. El aspirante conservador, François Fillon, salió mejor parado y terminó tercero con algo menos del 20% de los votos.

“Estamos en una fase de descomposición, demolición y deconstrucción”, dijo el exprimer ministro socialista Manuel Valls. “No hicimos el trabajo — intelectual, ideológico y político — sobre qué es la izquierda y pagamos el precio”. 

Posted in Edición Impresa, Internacionales
agency orquidea