Israel comienza la vuelta a la normalidad

Jerusalén. Con una cifra de afectados moderadas comparadas con buena parte del mundo (171 fallecidos y poco más de 13,000 infectados), Israel da por superada la peor fase de la pandemia de coronavirus y empezó ayer una escalonada vuelta a la normalidad.
Las calles en ciudades como Jerusalén, Tel Aviv o Modiin amanecieron con movimiento de coches y personas. Cafeterías y restaurantes reabrían y, también, parte del comercio minorista, después de semanas de fuertes restricciones que llegaron incluso a toques de queda durante dos festivos de la Pascua judía (Pésaj). En el centro de la parte oeste de Jerusalén, como las calles peatonales Yafa y Ben Yehuda, se veían comercios de comida rápida, joyerías, ópticas o tiendas de souvenirs con empleados limpiando y preparando el local para reabrir tras haber cerrado el pasado 15 de marzo. El turismo, sin embargo, tardará en regresar, puesto que los vuelos siguen limitados y el sector está paralizado a nivel mundial. La gente que caminaba por la calles -mucha menos que en épocas normales- trataba de distanciarse de los demás y casi todos portaban mascarillas, tras el anuncio de que serán multados con 200 shéqueles (unos 50 euros) si no las llevan. Además de las tiendas de alimentación y restauración, pueden abrir las tiendas de muebles, artículos del hogar, electricidad, comunicaciones, librerías y otras.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.