Papa expulsa del sacerdocio a un clérigo chileno abusador

Fernando Karadima, de 88 años, era considerado por muchos un santo.

Ciudad del Vaticano. El papa Francisco expulsó del sacerdocio al clérigo chileno en el centro de un escándalo global de abuso sexual que ha sacudido su papado, invocando su “autoridad suprema” para agravar una sentencia anterior debido a la al “daño excepcional” causado por los crímenes del cura.

En una declaración ayer, el Vaticano dijo que Francisco había tomado la medida contra Fernando Karadima, de 88 años, que originalmente había sido sancionado a una vida de “penitencia y oración” por abuso sexual de menores.

El Vaticano dijo que Francisco tomaba la medida “por el bien de la Iglesia”.

“Se trata de una medida excepcional, sin duda, pero los delitos graves de Karadima han hecho un daño excepcional en Chile”, expresó el vocero de El Vaticano Greg Burke.

La sanción de “penitencia y oración” ha sido el castigo de rigor del Vaticano para sacerdotes ancianos declarados culpables de violar y abusar sexualmente de niños. Ha sido criticada por las víctimas por considerarla demasiado leve y esencialmente un retiro con paga.

El Vaticano no dijo si tenía nueva evidencia que hubiera motivado a Francisco reevaluar la sanción original a Karadima e imponerle ahora un castigo que para los clérigos corresponde a una pena de muerte.

Dijo que Francisco tomó la “decisión excepcional” por el bien de la Iglesia y citó la norma canónica del “poder supremo, pleno, inmediato y universal” para servir a la Iglesia.

Añadió que el decreto, firmado el jueves, tiene vigencia inmediata y que Karadima fue informado el viernes.

El objetivo aparente de la decisión era demostrar una posición más dura frente a los abusos sexuales tras una serie de pasos en falso de Francisco.

De inmediato las víctimas chilenas elogiaron la medida, que consideraron tardía.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.