Pronostican que la escasez de chips durará hasta 2022

La empresa de fundición de semiconductores más grande del mundo, Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC), ha pronosticado que la escasez de chips durará hasta 2022, según las declaraciones de su director ejecutivo, C. C. Wei, durante una sesión informativa celebrada este jueves, reporta Reuters.

"Hemos adquirido terrenos y equipos, y comenzamos la construcción de nuevas instalaciones", explicó Wei. "Estamos contratando a miles de empleados y ampliando nuestra capacidad en varios sitios", agregó.

Asimismo, el representante de la firma señaló que desde la compañía con sede en Hsinchu esperan que la escasez de chips para sus clientes de automóviles se reduzca de manera considerable a partir del próximo trimestre.

Efecto pandemia

Wei dijo que su empresa está viendo a sus clientes prepararse para "un mayor nivel de inventario" con el fin de asegurar la estabilidad del suministro a causa de la incertidumbre por la geopolítica y la pandemia. Como resultado, subrayó, la capacidad de la empresa seguirá siendo "escasa" durante todo el año.

Las declaraciones se producen después de que TSMC informara que sus ganancias en el primer trimestre han aumentado un 19,4 %, superando las expectativas del mercado, debido a la fuerte demanda de chips en medio de un cambio global hacia el trabajo desde casa por la pandemia del covid-19.

Anteriormente, la empresa, entre cuyos clientes se encuentran Apple y Qualcomm, ya había augurado que habría "múltiples años de oportunidades de crecimiento" a medida que la emergencia sanitaria promoviera la demanda de chips avanzados para alimentar dispositivos como teléfonos inteligentes y ordenadores portátiles.

¿Qué pasará?

Su negocio se vio impulsado por la escasez de chips que inicialmente obligó a los fabricantes de vehículos a reducir la producción, pero ahora también está perjudicando a aquellas firmas que generan 'smartphones', portátiles e incluso electrodomésticos.

Las acciones de TSMC, que planea invertir 100.000 millones de dólares durante los próximos tres años para aumentar la capacidad en sus plantas, han subido un 16 % en lo que va de año, dándole un valor en el mercado de 558.000 millones de dólares, más del doble que Intel.

Los analistas son optimistas respecto al plan de expansión masiva del fabricante taiwanés, y esperan que la demanda global de chips avanzados aumente a medida que la tecnología de telecomunicaciones de quinta generación (5G) y las aplicaciones de inteligencia artificial se adapten de manera más amplia.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.