Vladímir Putin defiende campaña militar en Ucrania

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, se refirió ayer a la invasión en Ucrania.

Moscú. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, negó los presuntos “crímenes de guerra” cometidos por tropas rusas en Bucha y defendió la campaña militar en Ucrania al calificar sus objetivos de “nobles”.

“Lo que pasa en Ucrania es una tragedia, pero no teníamos otra opción. Fue la decisión correcta”, dijo el jefe del Kremlin en una rueda de prensa conjunta con su homólogo bielorruso, Alexandr Lukashenko. Tras unas negociaciones de casi tres horas, que siguieron a la visita de ambos líderes al cosmódromo de Vostochni, en el Lejano Oriente ruso, Putin insistió en que el objetivo principal de la campaña ucraniana fue “ayudar a la gente del Donbás, que reconocimos y que nos vimos obligados a defender”.

Putin aseguró que los objetivos de la “operación militar especial” son “absolutamente claros” y “nobles” ya que las autoridades de Kiev, empujadas por Occidente, se negaron a cumplir con los Acuerdos de Minsk destinados a una solución pacífica de los problemas” en esta región del este de Ucrania, dijo.

“Nuestra lógica es simple. Nuestros objetivos son ayudar a la gente que vive en el Donbás, que siente un vínculo inquebrantable con Rusia y que durante ocho años ha sido víctima de un genocidio”, recalcó el mandatario ruso.

A su vez, subrayó que la campaña militar en Ucrania “va según lo planeado” y que su duración dependerá de la “intensidad de los combates”, aunque, matizó, los mandos rusos intentarán minimizar las bajas en sus filas.

Durante su primera rueda de prensa desde el inicio de la campaña militar en Ucrania, Putin aseguró que “lo que ocurre ahora es la quiebra del sistema mundial unipolar que se formó tras la desintegración de la Unión Soviética”.

“Muchos dicen que EEUU está dispuesto a luchar con Rusia hasta el último ucraniano. Lo dicen allí y aquí. En realidad, así es. Ahí está la quintaesencia de lo que está ocurriendo”, apostilló.

Según el líder ruso, la principal tarea de Occidente no es ayudar a Ucrania, que no sería más que “un medio para lograr sus objetivos”, que no tienen ninguna relación “con los intereses del pueblo ucraniano”.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, se expresó ayer en los mismos términos al afirmar que uno de los objetivos de la campaña rusa era poner fin al “dominio total” de Estados Unidos en la arena internacional.

El mandatario ruso se pronunció este martes por primera vez sobre los supuestos crímenes de guerra cometidos por tropas rusas en la localidad ucraniana de Bucha, en la región de Kiev, y aseguró que se trata de una “falsificación”.

Negociaciones ahora lucen estancadas

Entre los temas comentados por Putin se encontraban también las complejas negociaciones entre Rusia y Ucrania, que comenzaron el 28 de febrero y se estancaron tras varias rondas de reuniones presenciales y virtuales.

“La delegación ucraniana ha dado marcha atrás a los acuerdos de Estambul”, dijo Putin en alusión a unas conversaciones sostenidas entre los negociadores en la ciudad turca el pasado 29 de marzo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.