ESCUCHA ESTA NOTICIA

La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Santiago aplazó para el miércoles cinco de junio el conocimiento de la medida de coerción contra los cinco detenidos involucrados en el asalto al Banco de Reservas.

La Fiscalía de Santiago solicitó la imposición de prisión preventiva y la declaración de tramitación compleja del proceso contra los seis asaltantes, quienes, constituidos en una asociación criminal, perpetraron el robo a mano armada en la sucursal del Banco de Reservas del sector La Barranquita, huyendo con dinero en efectivo y dejando a tres personas heridas de bala.

La medida fue aplazada para notificar a las víctimas y permitir que los abogados presenten los arraigos de los imputados.

El Ministerio Público, entre otros elementos, tiene en su poder un fusil calibre 223 y múltiples cápsulas ocupadas a los detenidos. Además, ha logrado recuperar 1.5 millones de pesos en efectivo que fueron sustraídos de la sucursal bancaria.

Entre los acusados de este hecho se destaca uno de los cabecillas señalados por las autoridades, identificado como Carlos Rafael Rodríguez Báez (Carlitos), quien fue apresado mediante un allanamiento en el sector La Herradura de Santiago, donde se le ocupó un fusil con el que se presume participó en el atraco.

Los otros implicados a los que se les conoce medida cautelar son Joel Fontanilla García (Victorino y/o Victoriano), Wilnick Pie (Willi), de nacionalidad haitiana, Danny Manuel Pimentel de la Cruz, Jairo de Jesús Estévez Rodríguez y Gregorio Núñez Polanco (Niño Pepé), quien confirmó su participación en el caso.

El fiscal titular de Santiago, Osvaldo Bonillo, explicó que en el caso de Jairo de Jesús Estévez Rodríguez, quien no estaba en el organigrama del atraco presentado por la policía, está vinculado por conducir el vehículo en el cual se transportaban los delincuentes y en el cual se ocuparon las armas que había dejado guardadas el alias Carlitos.

En el vehículo conducido por Jairo de Jesús Estévez Rodríguez se ocupó un fusil y herramientas utilizadas en el robo.

Continúan prófugos Gerardo Antonio Ramírez García (El Tuerto), otro de los supuestos cabecillas, y Yenrry Manuel González García, quienes según la policía están fuertemente armados y con el dinero robado, por lo cual están siendo activamente buscados por los organismos de investigación.

Los supuestos cabecillas Gerardo Antonio Ramírez García (El Tuerto) y Carlos Rafael Rodríguez Báez (Carlitos) fueron apresados el día 22 de julio de 2013, ambos vinculados al asalto a la cooperativa San Miguel, ubicada en la carretera Las Charcas en Santiago, a escasos kilómetros de donde realizaron el atraco más reciente al Banreservas.

Los organismos de investigación desvincularon del hecho y entró en la categoría de testigo a Humberto del Carmen Díaz, al cual los individuos habían despojado de un vehículo en el municipio Sabana Iglesia, con el cual llegaron a la sucursal ubicada dentro del supermercado La Fuente Fun en la avenida Antonio Guzmán esquina Francisco Augusto Lora del sector La Herradura.

En el hecho, tres personas resultaron heridas cuando los delincuentes encapuchados se retiraron para desplegar a las personas, entre ellas Ambrosio Núñez, quien fue intervenido quirúrgicamente para extirparle un riñón, parte de su hígado, entre otras intervenciones.

El Ministerio Público les imputa delitos por asociación de malhechores, robo agravado, tentativa de homicidio y el uso de armas de fuego.

La narrativa de los hechos, basada en la investigación, detalla que los peritos de los organismos que colaboran en las pesquisas junto a la Fiscalía, han analizado evidencias materiales, imágenes de las cámaras de videovigilancia, así como el perfil criminal de los implicados, quienes se conformaron en una organización y planificaron los hechos, previendo la compra de armas de fuego cortas y largas de alto calibre, pasamontañas, gorras, manojos de «tie wrap» (Tairrá), guantes negros desechables, chalecos antibalas y bultos.

La Fiscalía también tiene en su poder los vehículos que utilizaron los criminales para planificar el hecho, llegar y huir de la sucursal bancaria, dos de los cuales fueron sustraídos a conductores a quienes amenazaron en la vía pública.

Los tres ciudadanos que resultaron heridos durante la balacera que emprendieron los maleantes para evadir la persecución policial y huir, participan como víctimas y denunciantes del proceso junto a la institución bancaria.

Los hechos previamente citados constituyen una violación a los artículos 265, 266, 379, 382 y 385 del Código Penal Dominicano, que sancionan los tipos penales por asociación de malhechores y robo agravado.

Así también, estos imputados se enfrentan a cargos por tentativa de homicidio, en violación a los artículos 2 y 295 del citado Código, y por transgresión a los artículos 66 y 67 de la Ley 631-16 para el Control de Armas, Municiones y Materiales Relacionados.

Posted in Justicia

Más de panorama

Más leídas de panorama

Las Más leídas