No hay fecha para "reabrir" Florida, pero se hará "con método" y "bien"

Compartir

Miami, 24 abr (EFE).- El gobernador de Florida, Ron DeSantis, afirmó este viernes que no tiene decidida una fecha para "reabrir" el estado y aseguró que su intención es hacerlo "con método y seguridad" y manteniendo la prioridad de proteger a los mas vulnerables, especialmente las personas de mayor edad.

El grupo de trabajo al que le encargó elaborar unas recomendaciones a corto plazo con vistas a la reactivación de la economía de Florida concluyó este viernes su tarea y DeSantis dijo que este fin de semana va a estudiarlas.

Sin embargo, subrayó en una rueda de prensa que no tiene una "fecha específica" para aplicarlas y que, además de los hombres de negocios y los científicos, le importan las opiniones de las autoridades locales.

Destacó que para "reabrir el estado" hay que hacerlo "bien".

Previamente, la vicegobernadora, Jeanette Núnez, que forma parte del grupo de trabajo "Reabrir Florida", adelantó que el "criterio" que va a primar a la hora de decidir qué negocios pueden volver a funcionar no es si son considerados "indispensables" o no, sino cuál es el riesgo de contagio en cada uno.

El aumento del desempleo en un estado que hasta febrero tenía uno de los índices más bajos de EE.UU., especialmente por la paralización del turismo pero también por el cierre de miles de negocios pequeños, presiona para que la apertura no se demore, pero el 72 % de la población, según un reciente sondeo, quiere que se mantengan las medidas de prevención por ahora.

Entre tanto, el COVID-19 sigue avanzando y los casos confirmados en Florida superaron este viernes la barrera de los 30.000 y las muertes la del millar.

DeSantis puso énfasis en aumentar la capacidad de hacer pruebas para tener un conocimiento preciso del verdadero nivel de contagio y anunció medidas para poder incluir a personas asintomáticas que, pese a serlo, crean haber estado expuestos al virus, que se puede contagiar -recordó- antes de que una persona llegue a estar "muy enferma".

PRONÓSTICOS POCO HALAGÜEÑOS

El Consejo de Planificación Regional de la Bahía de Tampa (TBRPC) calcula que Florida perderá un 11,4 % de su PIB basado en las proyecciones de mortalidad del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME), que pueden "variar" para bien o para mal.

"Si bien Florida tiene menos casos de coronavirus per cápita que muchos estados, es uno de los más vulnerables a sus impactos económicos debido al perfil de edad y la dependencia del estado al turismo", reseña el informe.

Con un 20,5 % de su población mayor de 65 años, Florida es el segundo estado en este segmento poblacional del país (después de Maine con 20,6 %), que es el más vulnerable al SARS-CoV-2.

"SEGURIDAD PRIMERO QUE ECONOMÍA"

Cincuenta y cuatro días después del primer caso confirmado de COVID 19 en Florida, el estado debate una posible reactivación económica, con la dificultad añadida de que hay situaciones muy diversas en su territorio, como señaló DeSantis.

Por un lado, está el norte, con menos casos y que avanza con la apertura de algunas de sus playas, aunque con ciertas restricciones, y por otro el sureste, colmado de casos y muertes y con negocios no esenciales, hoteles y playas cerrados.

Núñez enfatizó que la prioridad de la comisión creada el lunes pasado por DeSantis es la "seguridad sobre la economía" y que lo que estudian son "las oportunidades y retos" de la apertura.

LA CURVA SIGUE CURVA

A pesar de que DeSantis llegó a decir estos días que se había logrado "aplanar la curva" de la enfermedad, la realidad es que el jueves los casos nuevos superaron de nuevo el millar tras varios días de aumentos más reducidos.

Los condados sureños de Miami-Dade, Broward y Palm Beach permanecen a la cabeza con un total de 584 muertes y 17.857 casos confirmados en conjunto.

La pandemia tampoco da tregua a los centros geriátricos, donde se han confirmado 2.576 casos entre residentes y empleados, de los cuales 281 han sido fatales.

DeSantis dijo hoy que 94 % de los fallecimientos por COVID-19 en Florida han sido de personas del grupo de los mayores de 55 años.

INCIERTO EL PANORAMA TURÍSTICO

Según un estudio de Oxford Economics para la Asociación de Hoteles y Alojamientos de EE.UU. (AHLA), de los 8,3 millones de puestos de trabajo directos e indirectos que dependen del sector, 3,7 millones se van a perder por la drástica caída de la ocupación hotelera a consecuencia del COVID-19,

Florida, el segundo estado con más personas empleadas en ese sector (747.705), perderá 336.467 de esos puestos, mientras que California (con 1.014.600 puestos), perderá 456.570.

"La industria hotelera enfrenta una caída abrupta y sin precedentes de la demanda que gana fuerza y se hace progresivamente más profunda y más grave semana a semana", dicen sus autores.

DeSantis quiso dar una señal positiva y anunció que la empresa aeronáutica Aerion ha decidido ubicar su sede cetral en Melbourne (Florida), donde construirá un avión ejecutivo supersónico, lo que confirmó Tom Vice, CEO de la empresa, en una comunicación online. EFE

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir