PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
ESCUCHA ESTA NOTICIA

“La familia que es muy católica, incluso perdonaron al asesino, en mi caso yo, espero que Dios lo perdone”, así lo expresó el presidente de la República, Luis Abinader, durante la misa de cuerpo presente del ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Orlando Jorge Mera, realizada en la capilla de San Rafael del Palacio Nacional.

El mandatario definió este martes como un gran padre y político al fenecido ministro, quien fue asesinado ayer en su despacho.

«Estos son los momentos en que se nos hace difícil las palabras… por muchos motivos, por el amor, el aprecio y el cariño que le teníamos a este amigo y por las circunstancias en que falleció. A este amigo un buscador infinito del consenso, él que evitaba la crítica y los conflictos», dijo

Abinader, durante una misa de cuerpo presente realizada en la capilla San Rafael en el Palacio Nacional,  expresó que Mera asumió y cumplió con ese cambio en su forma y su administración.

Con palabras llenas de tristeza, resaltó la bondad y humildad del funcionario, quien en los momentos más difíciles de su vida siempre mostró una sonrisa.

“Es inevitable para todos nosotros la tristeza y aceptar este hecho. Tenemos también que buscar la fortaleza para continuar, que es lo que él también nos hubiese pedido”, manifestó.

Señaló, que la tragedia pone al relieve,  que ser funcionario público no es un premio, sino un gran compromiso que lleva a muchos retos y peligros, a lo que Jorge Mera nunca le temió.

El jefe de estado resaltó la bondad de la familia por perdonar al señor Miguel Cruz, asesino confeso de Orlando Jorge Mera, sin embargo, aseguró que él le dejó a Dios esta decisión.

Abinader expresó que hay que  buscar la fortaleza para continuar, lo que Jorge Mera hubiese pedido por ser miembro de una familia de profundas raíces católicas, con espíritu de perdón.

“Que sepa su familia que cuentan conmigo como otro miembro de ella y yo sé de muchos de los que están aquí que se sienten igual, que tendrán siempre en nosotros, tratar de cumplir en parte lo que Orlando fue hacia ustedes un gran padre, un gran esposo, un gran amigo y un extraordinario hijo”.

Se recuerda que Jorge Mera, murió asesinado ayer lunes, a manos de un amigo de infancia, que le disparó varias veces en su despacho en la sede del ministerio.

El autor confeso, Miguel Cruz, huyó después del tiroteo y se refugió en una iglesia, donde horas más tarde se entregó a la Policía Nacional, en presencia de miembros del Ministerio Público.

Al llegar al templo, entregó la pistola a un cura a quien le explicó que había cometido un crimen, aunque sin identificar a la víctima, informó la Procuraduría General de la República (PGR) en un comunicado.

Jorge Mera, de 55 años e hijo del expresidente Salvador Jorge Blanco (1982-1986), era amigo personal y correligionario del actual mandatario dominicano, Luis Abinader, quien expresó sus «más profundas condolencias» a la familia del ministro.

Posted in PaísEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Rosmery Feliz