“Alquilo o vendo”: las opciones que va dejando la Covid-19

Compartir
La crisis sanitaria por Covid ha impactado en la Zona Colonial de Santo Domingo, un espacio tradicionalmente de elevado dinamismo.
La crisis sanitaria ha afectado seriamente el comercio en
la República Dominicana; algunos han optado por el cierre

En República Dominicana el impacto por la pandemia de coronavirus y las medidas que han tenido que adoptarse desde el Gobierno para poder contener la enfermedad, han ido colocando a una parte importante del sector comercial en una situación lamentable.

Muchos negocios quedaron en 2020 sin opciones ante la difícil situación económica, y parece que sus propietarios o dueños de los locales bucan una parte del remedio alquilando los inmuebles. La pregunta que surge es cuánta gente estará interesada en rentar unos espacios que parecen haber caído en baja, en cuanto al movimiento hacia ellos, a partir del avance de la crisis sanitaria, o incluso mucho antes, en el caso de algunos.

Cuando se echa un vistazo por distintos sectores del Gran Santo Domingo se nota la cantidad de letreros con un “Se alquila o se vende” esparcidos por uno y otro lado. No cuesta esfuerzo verlos.

Las razones para el cierre son diversas, según cuentan algunos de los propietarios de los locales. Unos dicen que ya no les era rentable seguir abierto y otros simplemente se quedaron sin capital.

El economista y catedrático Antonio Ciriaco Cruz, vicedecano de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), asegura que uno de los sectores que ha experimentado una caída importante de su crecimiento y además una contracción en el empleo es el sector comercial.

“Todo el tema del confinamiento social y de los toques de queda han limitado la actividad económica del comercio”, explica el economista.

Según calcula Ciriaco Cruz, para 2021 se estima una reactivación de la economía, que podría terminar con una expansión positiva de 4% a un 5%, mientras para el sector comercial dominicano, que podrá llegar a cierto nivel de recuperación, el crecimiento podría tocar el 6%.
Desde su punto de vista, la mejoría podría darse a partir de la segunda mitad de este 2021, en función del control que las autoridades tengan de la pandemia y de que se pueda flexibilizar o eliminar todo el confinamiento social.

“Estará supeditado al control que se tenga de la pandemia y del proceso masivo de vacunación. Mediante este desarrollo se genera un proceso de incertidumbre y puede que el gobierno comience a eliminar los procesos de distanciamiento social; eliminación también de los toques de queda y con ello se reactiven los horarios nocturnos, que es básicamente el horario en el cual se reactiva la actividad de muchos negocios”, indicó.

Entre los establecimientos con letreros de alquiler se encuentran algunos muy conocidos, como en Unicentro plaza, Plaza Central, Zona Colonial y en zonas de las denominadas por la gente como “exclusivas”, de la capital, entre ellas el Evaristo Morales, Ensanche Naco, Piantini y Plaza las Américas de la zona metropolita. Una parte de ellos entró en quiebra, de acuerdo a testimonios ofrecidos a este diario, y otros se tambalearon cuando se establecieron medidas de restricción y confinamiento, que se tradujeron en el cese de la actividad económica y comercial. Por ejemplo, el restaurante Ruby Texas, ubicado en la calle Gustavo Mejía Ricart, cerró sus puertas hace tres meses por el curso que llevaba la pandemia. En centros como Plaza Central y Unicentro Plaza, en el Distrito Nacional, este diario contabilizó alrededor de 15 puestos con avisos de traslado, venta y/o alquiler. Muchos de esos traslados han sido hacia locales en las mismas plazas que pagan una renta más baja. En el caso de la Zona Colonial, que es un lugar tradicionalmente muy concurrido, por la diversidad de actividades que confluyen allí, también se observan locales cerrados y en alquiler. Otros mantienen avisos de traslado en sus frentes y unos tantos han sido puestos en venta, debido a la poca asistencia de clientes.

Algunos encargados de negocios contactados por este diario indicaron que hay establecimientos laborando hasta lograr “liquidar las mercancías restantes”. En general, entre las actividades que atraviesan momentos difíciles hay de venta de comida rápida, de oficinas, pequeños y medianos restaurantes y bares, entre otros. La estrechez comercial comenzó a darse desde mediados de marzo, cuando las pasadas autoridades de gobierno decidieron cerrar el país por aire, tierra y mar para evitar la propagación del coronavirus, algo que ha resultado difícil. Luego, a mediados de mayo inició la primera fase de la reapertura.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir