“Apostamos a la eficiencia de la inversión en salud y educación”

Agustín González Morel es conocido por sus vínculos a los sectores académicos y empresariales.
Cree que se debe destinar el 5% del PIB a salud y enfocar la educación hacia la calidad

Agustín González Morel es un académico consagrado que acompaña a Guillermo Moreno como candidato vicepresidencial de Alianza País, organización que rompió con la tendencia de otros partidos, al llevar a un hombre como compañero de boleta.
Acompaña a Moreno para poner un sello y hacer la diferencia en las inversiones públicas, para destinar más recursos al sector salud, que el presupuesto de educación esté enfocado en la calidad y erradicar los negocios turbios que se han dado en la construcción de aulas y en las asignaciones de estas y otras obras. En un gobierno de Alianza País trabajarán para fomentar el empleo en favor de la juventud y se incentivará el emprendimiento. Aunque está consciente de que existe la polarización entre dos partidos políticos, asegura que las ideas que promueven son diferenciadoras, progresistas y que por eso son la diferencia, por lo que sus propuestas tienen aceptación en un amplio segmento de la población. “Nosotros contamos con esa masa de votantes que cree en nuestras ideas”.

Muchos se sorprendieron con su elección, por ser hombre y poco conocido, ¿cómo llega al partido que preside Guillermo Moreno?
Mi relación con Alianza País viene desde la fundación del partido, hace aproximadamente 10 años, soy un miembro fundador. Ocupé desde el inicio posiciones importantes en los organismos de dirección, tanto en la provincia de Santiago como en la Comisión Política Nacional y Dirección Nacional. Me satisface ser parte de Alianza País porque se define como un partido progresista, alternativo, democrático, un partido fundacional, dispuesto a poner en práctica los ideales de los fundadores de la República, aún están inconclusos. Al País aspira a un país democrático, justo, participativo, con separación de poderes del Estado, con ayuntamientos que, como lo planteaba Juan Pablo Duarte, fueran el cuarto poder del Estado. Nada de eso lo hemos logrado, entonces Alianza País tiene un compromiso con esos pensamientos, con esos valores, con esa idea primigenia de los padres de la patria.

Profesionalmente, ¿dónde se ha concentrado el candidato vicepresidencial de Alianza País?
Vengo de la academia y del sector empresarial. En la parte académica he impartido docencia a nivel de grado y maestría, tanto en PUCMM como en UTESA, tengo estudios en economía, en administración, en estrategia, emprendedurismo, pequeña empresa y cooperativismo, son las áreas en las que me he desenvuelto. En el ámbito empresarial he estado ligado a la Asociación para el Desarrollo (APEDI), fui director ejecutivo de la Asociación de Industriales de la Región Norte (AIREN), también director ejecutivo de la Asociación de Agencias Distribuidoras de Vehículos (ANADIVE,) región Norte, y he cosechado un vínculo fuerte con La Asociación para el Desarrollo Estratégico de Santiago (ADES), donde he participado como consultor en el área económica en los tres planes estratégicos que ha diseñado y ha formulados por el CDES. He estado muy vinculado al plan estratégico de esta ciudad y de otras provincias del país.

Ya que ha tenido tantos vínculos con el desarrollo de Santiago, ¿cómo ve usted los avances que ha tenido como ciudad?
Santiago es la pionera en la planificación estratégica territorial en la República Dominicana, es la primera ciudad, municipio y provincia que se planifica y aquí han venido ministerios, como el de Economía, Planificación y Desarrollo a beber de la experiencia que ha tenido Santiago, incluso la misma Estrategia Nacional de Desarrollo, antes de formularla, vino y se reunió con nosotros, nos consultó con relación a la experiencia y eso le sirvió mucho para formular su estrategia. También el plan de Santiago ha servido de modelo para el diseño de otros planes de otras provincias como el caso de Sánchez Ramírez, Espaillat, Monseñor Nouel, entre otras. Santiago es una provincia donde fácilmente se da la cohesión social, la gente se pone de acuerdo con cierta facilidad, sin importar su nivel económico. Santiago no es la perfección, pero es una provincia que implementa proyectos, ideas, iniciativas que si las otras lo hicieran estuvieran más adelantada. Claro, Santiago tiene muchas deudas sociales, hay mucha pobreza, marginalidad, está pendiente el tema del río Yaque, el que a pesar muchas iniciativas nacionales internacionales, todavía necesita un plan integral de rescate.

La Educación es un tema latente, tanto por la inversión del cuatro por ciento del PIB, ¿qué hará un gobierno de Alianza País, para mejorar su calidad?
La educación es un eje fundamental del programa de gobierno de Alianza País y lo primero que haremos como gobierno es universalizar el derecho a la educación. Creemos que como en otras áreas, en la educación hay dos países, el de los pobres que van a las escuelas públicas y el de la clase media y alta que van a los colegios y a las universidades a un costo bastante alto. Nosotros creemos que la educación es un derecho que debe ser gratuito, que debe ser de calidad y que el gasto en educación, que después de una lucha de muchos años se logró que se aumentara el presupuesto, el famoso 4% del PIB debe estar orientado fundamentalmente a la calidad. Si tenemos las aulas, vamos a enfocarnos en la calidad, entendido por calidad la cualificación del personal docente, de apoyo, en el tema de la digitalización, de la virtualización.

La juventud es tema al que todos los candidatos tocan, ¿cuáles son las propuestas con la que buscan conquistar a este sector?
La juventud es un sector muy perjudicado, el más vulnerable en materia de empleo. Estudios recientes afirman que el 30 por ciento está desempleada y de ese por ciento, otro porcentaje muy importante conforman los llamados “NINI”, ni estudian ni trabajan, y estos son caldo de cultivo de la delincuencia, las drogas y todos los vicios que laceran esta sociedad. En la juventud hay que fomentar el empleo y sobre todo, con una corriente que se viene promoviendo últimamente que es el emprendedurismo. Prepararemos a esos jóvenes para que emprendan negocios, si los negocios son asociativos, mejor, con el apoyo, por supuesto, de los organismos financieros, como Banca Solidaria, con préstamos blandos, y con el Estado detrás, a través del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes, buscando mercados, con apoyo en tecnologías y otros.

Con motivo de la pandemia, el tema de la salud es el que más se debate en estos momentos, ¿Al País qué haría para garantizar la salud de la población?
En materia de salud, para lo que ha servido la pandemia es para desnudar las debilidades que se tienen, empezando por la asignación presupuestaria que es de un 1.9 del PIB, ¿usted se imagina qué barbaridad es esa?, cuando la media Latinoamericana es de un 6%. Entonces, lo primero que hará un gobierno encabezado por nosotros es aumentar a un cinco por ciento para el sector salud, después trabajar con el personal médico y paramédico. Nosotros creemos en el médico de familia, en el médico asignado a la comunidad, cercano a la gente.
Nosotros creemos en la salud preventiva, no en la curativa. Con la pandemia nuestro líder, el doctor Guillermo Moreno, ha sido muy reiterativo en la demanda de que las pruebas se universalicen y que sean gratuitas. Las estadísticas que nos muestra el Ministerio de Salud no son creíbles y además, si no se hace un plan integral no se puede cortar la cadena de contagio..

Las encuestas que se han hecho no lo dan como favorito, no compiten con los partidos tradicionales, ¿cómo ve usted las posibilidades de Al País en esta competencia?
Sin dudas nos afecta la polarización, hay una polarización fuerte entre el partido de gobierno y el Revolucionario Moderno, siempre que hay polarización, la gente y más el dominicano, se mueve electoralmente en esa disyuntiva. Sin embargo, la idea nuestra son diferenciadoras, son ideas distintas, progresistas y siempre tienen aceptación en un amplio segmento de la población. Nosotros contamos con esa masa de votantes que cree en nuestras ideas. Mi exhortación es que chequeen, que analicen y ojalá que la gente se mueva a votar en las urnas en base a propuestas, no en base a la compra de votos, que eso se da muchísimo, lamentablemente en la República Dominicana y habla muy mal de nuestra población, vender la conciencia es indignantes, habla mal de quien hace eso. Una idea diferenciadora crucial de nosotros es que no nos vamos a apoyar en un modelo económico neoliberal, lo que han hecho todos los gobiernos desde Trujillo hacia acá.

Al parecer están en desventaja con los demás partidos en cuanto a la promoción, ¿cuál es la estrategia para conquistar votantes?
Hemos visto que los candidatos han querido competir con el Gobierno, en sentido de quién da más, quién ofrece más. No podemos asumir ese rol, porque el Gobierno es el que maneja el Presupuesto Nacional y el que está llamado buscarle solución a los problemas nacionales, a los problemas que se han presentado a raíz de la pandemia. Entonces, la misión de nosotros es exigir que el Gobierno haga lo que tiene que hacer. Ni siquiera el PRM ha podido competir con el Gobierno, porque los recursos son incomparables. El Gobierno recibe donaciones, recibe préstamos, del presupuesto ha tomado todo los recursos que ha podido, pero el 16 de agosto vamos a ver qué dice quien asuma la Presidencia, ya que posiblemente encuentre las arcas vacías, porque todo ese dinero se ha despilfarrado y no necesariamente ha sido bien utilizado. Ahí está el caso de la vicepresidenta que maneja la política social del gobierno, pero usted no sabe cuándo ella va a un lugar si es la vicepresidenta o es la candidata, mientras Gonzalo Castillo hace funciones que son propias del presidente Danilo, usted tiene unos dominicanos que están en Perú, pues allá va Gonzalo con sus aviones a buscarlos, pero quien paga esos aviones, es el Estado dominicano, entonces a sí no podemos.

El papel de la Vicepresidencia ha sido muy dinámico en los últimos gobiernos, ¿cómo lo valora usted?
Valoro el papel de la Vicepresidencia, de ese experimento que hizo Hipólito Mejía cuando en su gobierno nombró a Milagros Ortiz Bosch ministra de Educación y debe seguir siendo emulado por otros gobiernos. El vicepresidente no puede ser una figura decorativa, tiene que ocupar una función pública importante, un ministerio y desde esa posición responder con la especialidad profesional que posea, a las necesidades de determinados sectores de la población.

Sobre el 4%
Los recursos no han sido bien aprovechados, porque el enfoque se fue a las infraestructuras”.

Río Yaque
A pesar de muchas iniciativas nacionales e internacionales, todavía necesita un plan integral de rescate”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5