Católicos llenan iglesias en barrios de la capital por celebración de la Virgen La Altagracia

La virgen de La Altagracia es considerada como la protectora del pueblo dominicano y el día 21 de enero son muchos los creyentes que la veneran aunque no pueden desplazarse hasta la basílica de Higuey, la casa espiritual de la santa.

Muchos capitaleños eligieron asistir a sus respectivas parroquias y capillas para dar gracias por alguna bendición que, según ellos, le ha concedido la virgen, además, para pedirle que interceda ante el Padre para que erradique la situación sanitaria que atraviesa el pueblo dominicano provocada por la pandemia COVID-19.

Las iglesias estuvieron a casa llena la mañana de este lunes 21 de enero, en el marco de la capacidad que se le permite para evitar el contagio del coronavirus, cuando los católicos celebran el día de su “santa protectora”.

El sacerdote Santiago Martínez Martínez, de la iglesia Corazón de Jesús, del sector Villa Juana, instó a toda la sociedad dominicana a poner su confianza en la patrona de la República Dominicana y apartarse de los males que tanto afectan al país.

“Que la Virgen de la Altagracia ojalá de verdad vaya escalando en el corazón de todos, ojalá que todos se sientan hijos de la madre de Dios y ojalá de que seamos consciente todos de qué, en La Altagracia tenemos una madre que nos protege, que nos guía, que nos ayuda y que está ahí incondicionalmente para cada uno de nosotros”, expresó el religioso.

Martínez Martínez dijo que la misa se celebró bajo el estricto protocolo sanitario establecido por las autoridades, por lo cual se estableció celebrar varias misas en la mañana de este jueves y de esta manera poder controlar la asistencia.

“Nosotros podemos permitir 140 personas en el templo porque es bien grande, la primera misa tuvimos que frenar la entrada porque se llenó y comunicarle a los feligreses que tenían que volver a las misas que se iban a celebrar más tarde”, explicó el reverendo de Villa Juan.

A las misas por el Día de La Altagracia, asistieron con su taba boca adultos mayores, niños y jóvenes, quienes celebraron con cánticos, oraciones y encendido de velas ante la imagen en esta fecha cristiana.

“Para nosotros este es un día grandioso donde celebramos la fiesta de la madre de Dios y es un momento oportuno para pedirle que interceda ante su hijo para que cese la pandemia COVID-19”, expresó María Brand, una creyente que asistió a la misa de la parroquia San Pablo Apóstol, en Cristo Rey.

Mientras que una señora llamada Annette Santos, aclara que los católicos evangelizados no adoran a la virgen, que la veneran y están conscientes de que el poder lo tiene su hijo, pero que como madre puede interceder. “Ella es el intermedio para nosotros, es decir es como el canal para llegar a Jesús”, expresó la señora.

COTAL promueve turismo religioso en la República Dominicana

De su lado, la Confederación de Organizaciones Turísticas de la América Latina, (COTAL), manifestó que el país tiene una particularidad especial y excepcional en la explotación del turismo religioso, por contar con dos “Patronas” que atraen a cientos de turistas nacionales y extranjeros.

El director ejecutivo de la entidad, Víctor Hugo Arrechedera, explicó que fue presentado al Papa Francisco, el proyecto de turismo religioso denominado “Patronas” siendo la República Dominicana el primer país en acogerlo a través de la avocación a La Altagracia, “madre protectora” del pueblo dominicano.

“Tomando en cuenta que la República Dominicana es la cuna de la evangelización del Nuevo Mundo, las autoridades de la iglesia Católica consideraron oportuno que fuera el primer país que desarrollara este proyecto”, indicó Arrechedera.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.