Ciclismo: política de desarrollo económico sostenible

Un porcentaje muy bajo de la población dominicana se desplaza en bicicletas.
Solo el 1 % de la población del GSD utiliza la bicicleta para movilizarse. En Santiago, el 0.2 %

Desde el año 1970 los holandeses han desarrollado un plan de priorización de los humanos con el desarrollo de infraestructuras ciclísticas para reducir la contaminación ambiental, el ruido y la odiosa congestión vehicular para disminuir el uso del automóvil e incentivar la utilización de la bicicleta, así como el transporte público, que por ende se refleja en la mejora de la calidad de vida. La Embajada Holandesa de Ciclismo precisa que existen 23 millones de bicicletas para el uso en distancias cortas en ciudades, por tal razón, el Gobierno Central Holandés, en colaboración con los empresarios, pretende que 200 mil personas abandonen su coche y se suban a la bicicleta en los próximos años fomentando el uso de estas y las “e-bikes” mediante incentivos fiscales.

Estas acciones han conllevado a la reducción significativa de las emisiones de dióxido de carbono, elevando la calidad del aire y menos horas de embotellamiento. Ejemplo: los adolescentes holandeses recorren 2,000 kilómetros al año en bicicleta, en espacios seguros y sostenibles.

En ese sentido, en España, el pasado 1 de marzo de este año, la nueva Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte, presentó ante el Consejo de Ministros la decisión de que los ayuntamientos establezcan una tasa para la circulación de vehículos en las zonas bajas de emisiones, que también se aplica en Estocolmo, Oslo, Suecia, Milán y Londres, para que los automóviles paguen para ingresar al casco urbano de la ciudad un monto de alrededor de 18 euros, es decir, RD$ 1,088.1, con la finalidad de apostar al uso de la bicicleta como transporte menos contaminante. En cuanto a la responsabilidad social empresarial, obliga a las empresas a que elaboren planes de movilidad sostenible al trabajo, es decir, en bicicleta o a pie. Asimismo, el Gobierno Español recibirá 1,000 millones de euros del Plan de Recuperación Europeo para mejorar la movilidad urbana y crear infraestructuras que sean sostenibles, así como la adquisición de autobuses eléctricos y la cimentación de 500 kilómetros de carriles urbanos para bicicletas.

República Dominicana

Según establece el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), en el Plan de Movilidad Urbano Sostenible para el Gran Santo Domingo de los estudios desarrollados para su formulación, en jurisdicción del GSD se realizan alrededor de 3 millones 097 mil 106 viajes diarios de los cuales el 36 % son en transporte público colectivo y masivo 14 %, Bus 13 % y Metro 9 %, el 42 % en transporte privado, carro particular 32 %, moto 5 %, taxi/Uber 2 %, motoconcho 3 %, el 21 % a pie y sólo el 1 % en bicicleta. En tanto que, en la ciudad de Santiago de los Caballeros solo el 0.2 %.

Esta última cifra crítica se debe básicamente a factores específicos: falta de infraestructura exclusiva que permita a los biciusuarios tener condiciones de seguridad para sus desplazamientos (es decir, no pintar caminos en las calles, sino más bien construir estos espacios), dimensiones de vías totalmente destinadas a los vehículos, incluyendo espacio de parqueo, que podría destinarse en parte a la definición de carriles exclusivos para bicicletas, escasa regulación de los cruces peatonales (sin señalización vertical, marcas viales o semaforización), problemas de seguridad vial y ausencia de iluminación.

En ese mismo orden, pretenden ofrecer condiciones mínimas para el uso de los modos activos, considerando necesidades básicas, como intervenciones ágiles, fácil para implementar (adecuación de cruces con pintura en el pavimento; eventos sin carros; devolución de espacio de estacionamiento a peatones y bicicletas.
Soportar el mismo uso con acciones puntuales, pero de mayor impacto con el fin de dar visibilidad a estas prácticas e iniciar el cambio de mentalidad. Asegurar la conectividad entre la red de ciclovías en el Distrito Nacional y la red vial de los municipios periféricos. Ordenar ejes de acceso a los principales puntos de acceso a la red de transportes masivos y reservación de arterias para los modos activos “unos días al año”.

Sin embargo, estas acciones tan importantes en la agilidad de su ejecución y desarrollo, muestran carencia de voluntad política para ejercer los planes establecidos en su totalidad por encima de intereses particulares y sindicatos inoperantes, inquilinos del presupuesto del Estado que no proponen ideas con el fin de desarrollar ciudades con un transporte sostenible y amigable al medioambiente.

Actualmente, en el Distrito Nacional se ha implementado la primera ciclovía en los tramos de las avenidas Simón Bolívar, Pedro Henríquez Ureña, Dr. Delgado, Abraham Lincoln y César Nicolás Penson, conectando con importantes locaciones como: el Centro Olímpico, el Parque Independencia, el Palacio Nacional, el Parque Iberoamericano, la Ciudad Colonial, la Plaza de la Cultura, además de importantes universidades con una longitud de 7.58 kilómetros de trayecto. Esta iniciativa se encuentra entre el rechazo y la aceptación, sobre todo por la falta de educación ciudadana que no respeta este espacio.

La solución, al interminable congestionamiento vehicular, es la reducción del uso del carro privado e incentivar el transporte público masivo y colectivo, además de la bicicleta, pero más importante es desarrollar infraestructuras, más no pensar que con la colocación de conos o trazar las calles convierten la ciudad en sostenible.

Finalmente, ¿Por qué insistir en la movilidad en bicicleta? Según World Resources Institute (WRI- Ross Center), es una política de desarrollo económico sostenible, el ciclo de vida de una bicicleta es un 93 % inferior al de un coche en términos de dióxido de carbono por kilómetro recorrido.

Los coches utilizan el espacio de forma ineficiente, ya que una plaza de aparcamiento ocupa aproximadamente 20 metros cuadrados, frente a los 2 metros cuadrados de una bicicleta, y permanece inactiva unas 22 horas al día y el uso de la bicicleta es una política educativa, porque los alumnos y adolescentes que van a la escuela en bicicleta o a pie se concentran mejor y obtienen una media de resultados académicos más alta.

“Los gobiernos deben diseñar sistemas de transporte para las personas, no para los coches, y evitando la trampa de la motorización”, especifican.

Transporte
La solución es la reducción del uso del carro privado e incentivar el transporte público masivo y colectivo

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d4