Comercios en zonas universitarias a punto de desaparecer

Los negocios de papelería y comida por la zona de Intec cierran de forma masiva tras nueve meses de pandemia.
Negocios de papelerías cierran de forma permanente por inactividad económica y deudas arrastradas por COVID

Con letreros de “se alquila” y cerrados sin ningún tipo de cartel están la mayoría de los comercios en las afueras de las principales universidades del país.

Los negocios que rodean las casas de estudio comienzan a desaparecer tras nueve meses de inactividad por la suspensión de las clases presenciales a consecuencia de la pandemia del coronavirus.

La mayoría de los centros de impresión, papelerías, librerías y establecimientos de comidas que antes eran un punto de encuentro de miles de estudiantes y maestros están cerrados de manera permanente.

En un recorrido que realizó elCaribe por varias universidades entre ellas el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Universidad Tecnológica de Santiago (Utesa) y la Universidad Apec (Unapec), se constató el cierre de decenas de locales comerciales que previo a la pandemia eran espacios caracterizados por la afluencia de personas.

“Eran más de 11 papelerías y hoy solo quedamos dos porque somos dueños de locales y no tuvimos que pagar alquiler…Me mantuve porque no me doy por vencida tan fácil y tengo la esperanza de que la universidad abrirá y todo volverá a la normalidad”, dijo Thannya Guillén, propietaria de la papelería El Toldo Rojo, ubicada en la parte trasera de Intec.

Guillén agregó que tuvo que optar por ofrecer servicios de impresión tipo “pick up”, a través de las redes sociales.

La dama explicó que tuvo que desistir de los servicios de tres empleado, y continuar al frente del negocio junto a sus familiares.

Situación difícil

En tanto a los negocios de comida de esa zona solo tres permanecen abiertos, entre ellos uno es propietario y otros arrendatarios del lugar.

Igualmente, Orlando Páez dueño de la papelería Util & CAD explicó que lleva 22 años en la zona en los trabajos de papelería y tras la pandemia tuvo que desistir del servicio de cuatro empleados, quedándose solo al frente del negocio.

“Aquí había cuatro personas trabajando y me quedé yo solo. Desde que mejore la situación comenzaré a contratar personas. Lo que hay que hacer es seguir trabajando y mantener la esperanza”, puntualizó Páez.

Ejemplo de este último el de la pizzería “La Pizze’lía by Negro” que mantiene sus ventas tras apoyarse de la promoción del negocio a través de las redes sociales y en los servicios de delivery.

Sherly Bautista, gerente del establecimiento expresó a elCaribe que el negocio estuvo cerrado los primeros cuatro meses de la pandemia, sin embargo retomaron las ventas a inicios de verano con la particularidad de que familiares asumieron el rol de empleados.

“Ahora solo somos tres, mi hermana, un tío y yo...”, comentó Sherly Bautista.

“Aquí había cuatro personas trabajando y me quedé yo solo. Desde que mejore la situación comenzaré a contratar personas. Lo que hay que hacer es seguir trabajando y mantener la esperanza.

Estas situaciones se repiten por los alrededores de las universidad Utesa y Unapec, ambas localizadas en la avenida Máximo Gómez.

Los pequeños y medianos empresarios mantienen la ilusión de que el Gobierno tome medidas que apoyen directamente a sus pequeños negocios al momento de ofrecer financimientos para saldar deudas a tasas de interes más bajas y justas.

Piden intervención urgente del Gobierno

Los comerciantes que todavía permanecen en la Zona Universitaria de la UASD pidieron la intervención del Gobierno frente a las presiones de las entidades bancarias, así como con la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) y la Tesorería de la Seguridad Social (TSS).Fausto Jiménez, presidente de la Asociación de Empresas de la Zona Universitarias (Asoezu) refirió el endeudamiento acumulado desde inicios de la pandemia.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.