Declaran emergencia sanitaria para dos municipios por basura

El conflicto entre la empresa Lajún Corporation y los ayuntamientos del Gran Santo Domingo entra en estado de ebullición con la declaratoria de emergencia sanitaria de los municipios Los Alcarrizos y Santo Domingo Norte y el bloqueo de la entrada al vertedero.Pasado el mediodía, más de 60 camiones de las diferentes compañías recolectoras formaron una larga fila en espera de descargar la basura, como consecuencia del bloqueo que mantienen varios camiones de Higiene Integral, de Los Alcarrizos. La empresa que administra Duquesa también cerró el brazo de acceso al vertedero.

Mientras esto ocurría, el Concejo de Regidores del Ayuntamiento de Los Alcarrizos aprobaba la declaratoria de extrema emergencia sanitaria de este municipio.

La solicitud la hizo el alcalde de esta demarcación, Júnior Santos, debido a que la empresa Lajún Corporation ha impedido la entrada al vertedero de los camiones de este municipio y otros tres del Gran Santo Domingo, exigiendo un aumento de 8.14 dólares por cada tonelada de residuos vertidos.

Este concejo de regidores también aprobó la creación de una comisión integrada por regidores y el encargado de asuntos medioambientales de la Sala Capitular para buscar una solución interna en un plazo de 24 horas respecto al vertido de los desechos en esta demarcación.

Además, se emitirán dos resoluciones pidiendo al Ministerio de Medio Ambiente tomar la administración del vertedero junto al Ayuntamiento de Santo Domingo Norte hasta tanto se llegue a una solución definitiva y otra para solicitar a Salud Pública prestar atención a este municipio ante posibles brotes de enfermedades por la acumulación de basura.

Los recientes impasses entre la compañía que administra el vertedero y las autoridades municipales surgen a raíz del aumento que hiciera esta empresa a los ayuntamientos del Gran Santo Domingo de un 130 a 1,100 % por manejo de tonelada de basura vertida en Duquesa, pero el mismo fue suspendido por mutuo acuerdo hasta que se rinda un informe del precio que se debe pagar por este concepto.

De acuerdo con la tarifa impuesta por Lajún, en el caso de Los Alcarrizos, que paga 160 mil pesos, deberá pagar un millón 750 mil pesos cada mes.

“Acaso será retaliación de ellos o será una forma de tomarnos a nosotros de chivo expiatorio para presionar al Estado dominicano para desviar la atención de otros temas jurídicos legales que tienen en relación a la posesión del terreno”, cuestionó el alcalde de Los Alcarrizos.

Alegando incumplimiento a lo pactado el pasado mes, Lajún Corporation también ha impedido el vertido a los ayuntamientos de Santo Domingo Este, Pantoja y Pedro Brand. Los dos primeros han improvisado punto de transferencia de los desechos sólidos en sus respectivas demarcaciones, mientras Pedro Brand está depositando la basura que genera en Villa Altagracia.

Emergencia en Santo Domingo Norte

También el Concejo de Regidores de Santo Domingo Norte declaró ayer a ese municipio en estado de emergencia debido al cúmulo de basura tras el conflicto entre la empresa Lajún Corporation y los ayuntamientos del Gran Santo Domingo.

Durante una histórica sesión desarrollada justo en la entrada del vertedero de Duquesa, los regidores solicitaron al alcalde del municipio de Santo Domingo Norte, René Polanco, que asuma las riendas del depósito de basura.

“Aquí se emitieron dos resoluciones, la primera solicitando al alcalde René Polanco intervenir el vertedero Duquesa, para eso le hemos pedido la ayuda al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y al Ministerio de Salud Pública, que son compromisarios del problema”, dijo el presidente del Concejo de Regidores, Antolín Polanco.

El regidor advirtió que los camiones de basura no serán movidos a menos que sea para entrar al vertedero y verter los desechos. Los regidores acusaron al Ministerio de Medio Ambiente como la entidad responsable “de lo que está pasando aquí hoy, porque hace tiempo que debió tomar medidas para evitar el abuso que está cometiendo la empresa Lajún con el Gran Santo Domingo”.

Lajún aclara no ha violado acuerdo

De su lado, Lajún Corporation negó que haya violado el acuerdo arribado con los ayuntamientos del Gran Santo Domingo y acusó a algunos de estos cabildos de “boicotear” las operaciones en el vertedero, las cuales dijo hasta antes de ayer “fluían de manera correcta”.

“Desde el pasado 22 de marzo hasta la fecha, los municipios disidentes han estado realizando un boicot mediático que ayer se convirtió directamente en un sabotaje a la operación”, destaca un comunicado. “La verdad es que Santo Domingo Este, Pantoja y Los Alcarrizos ni pagaron ni firmaron el acuerdo en el plazo correcto, dedicándose a boicotear mediáticamente el mismo”, agregó.

Piden que el Estado asuma administración 

Ante el resurgimiento de la crisis en el sistema de recolección de los desechos sólidos, se siguen sumando las voces que piden al Estado retomar la administración del vertedero. El presidente de la Federación Dominicana de Municipios, Rafael Hidalgo, dijo que urge atender los reclamos de los alcaldes de Santo Domingo. “De modo que el Estado tome el control de la situación a través de los ministerios de Medio Ambiente y Salud Pública para emplazar a la empresa Lajún Corporation y llevar la administración de Duquesa a la legalidad, transformando su gestión en respeto y garantía de las condiciones sanitarias y ambientales que merece el país”, explicó. El alcalde de Santo Domingo Norte también dijo que este cabildo está en la disposición de asumirlo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.