Empresarios no creen en la PN; exigen controles

ANJE, junto a Finjus y USAID, presenta estudio sobre inseguridad ciudadana.

La Policial Nacional atraviesa por una profunda crisis de credibilidad en momentos en que la inseguridad ciudadana representa una amenaza para el crecimiento empresarial de la República Dominicana.

Así lo evidencia la tercera edición del estudio “Reflejo de la Inseguridad Ciudadana en el Clima de Negocios”, presentado ayer por la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE), con la colaboración de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) y el auspicio de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Los resultados arrojan que el 79 % de los encuestados consideraron que la inseguridad representa una amenaza para el crecimiento de sus empresas; mientras el 75 % declaró tener poca o ninguna confianza en la Policía Nacional.

En tanto, un 95 % considera importante la reforma de esta institución para hacer frente a la inseguridad que afecta el país.

Entre las principales medidas que debe implementar el organismo del orden, según la opinión de los empresarios consultados, están las siguientes: enfrentar la corrupción en los diferentes niveles policiales, hacer un proceso de reclutamiento más robusto y exhaustivo, así como mejorar los salarios a integrantes.

Empresas reducen horario laboral por delincuencia
Por otro lado, los delincuentes comunes son considerados como la principal amenaza por siete de cada diez de los consultados, seguido de los delitos cibernéticos.

Puntualmente, los hurtos o robos se mantienen como la mayor preocupación de los entrevistados, con un 78 %, le siguen las estafas y el ciberdelito.

Y es que el temor a convertirse en víctimas de la delincuencia ha llevado a empresarios a implementar una serie de medidas e incurrir en gastos para fortalecer sus mecanismos internos de seguridad.

El 85 % de los entrevistados se vio obligado a instalar alarmas de seguridad, cámaras y cercas eléctricas. Entre otras alternativas como planear rutas alternas (43 %), reducir el horario de operación de la empresa (43 %) y aumentar los servicios de seguridad privada (21 %).

Delincuentes dentro de las empresas

El estudio también incluye evaluaciones a lo interno de las empresas. De acuerdo a la experiencia del grupo consultado, los “robos” figuran como el principal delito cometido por empleados, con un 86 %: seguido por “fraude” y “espionaje industrial”, con un 37 % y 10 % respectivamente.

Concerniente al clima de negocios, el 40 % considera que es “regular” y un 38 % lo califica como bueno o muy bueno.

Un grupo aún más optimista, que representa el 51 %, tiene esperanza en que habrá mejoras en la situación económica, como en las inversiones, el desempleo y estabilidad democrática. Por otro lado, un 78 % considera que la inseguridad ciudadana seguirá igual o empeorará.

En lo que sí coincide la mayoría, es decir, nueve de cada diez empresas, es en atribuir algo o mucha influencia a la inseguridad ciudadana en el clima de negocios.

555 empresas consultadas

La metodología de levantamiento de información de esta tercera edición se realizó a través de un cuestionario dirigido por Gallup República Dominicana, durante junio - agosto del 2021.

La herramienta fue aplicada a altos ejecutivos y dueños de 555 empresas, en todas las regiones del país, según la distribución del directorio de empresas y establecimientos de la República Dominicana, de ANJE, Conep, AIRD, Adozona y AMCHAMDR.

El estudio ofrece una idea clara de las perspectivas de expansión, los riesgos de inversión, los costos que los empresarios soportan para implementar tecnología y sistemas de seguridad y las pérdidas por causa del inventario o dinero en efectivo sustraído.

Destacan rol del sector privado en la seguridad

En el acto de presentación del estudio, la presidenta de la ANJE, Susana Martínez, hizo mención de la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030, cuyo objetivo 1.2.2 llama a “construir un clima de seguridad ciudadana, basado en el combate a las múltiples causas que originan la delincuencia, el crimen organizado y la violencia en la convivencia social. De su lado, Rebecca Latorraca, directora regional de USAID, reconoció la importancia del involucramiento del sector privado en el diseño de políticas de seguridad ciudadana. “Solo podemos hablar de progreso real en materia social y de seguridad cuando las empresas y los individuos trabajan de la mano con la juventud, la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales e instituciones del Estado para reducir las tasas de criminalidad”, sostuvo. Asimismo, Servio Tulio Castaños, vicepresidente de Finjus, dijo confiar en que el diagnóstico contribuirá a facilitar las estrategias que fomenten la coordinación de las instituciones públicas en este aspecto en comunicación con la sociedad.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.