En término del PIB, la deuda de RD se situó en 66.7 % al cierre de 2021

Los datos del CREES se sustentan a su vez en estadísticas del BCRD y de Crédito Público.

La deuda del sector público no financiero (SPNF) de República Dominicana alcanzó US$47,674.1 millones a diciembre de 2021, un incremento de US$3,051.7 millones con relación a 2020.

Al sumar la deuda del Banco Central de la República Dominicana, el total representó US$62,036.8 millones. Eso es US$4,770.4 millones más que al 31 de diciembre de 2020. Esto, de acuerdo con un estudio del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES).

En términos del Producto Interno Bruto (PIB), la deuda del país se situó en 66.7 %. Este es un nivel alto desde el punto de vista histórico del país.

Según el estudio del centro de pensamiento y análisis, emplear la relación deuda sobre el PIB puede ser útil para realizar comparaciones entre países y en el tiempo. “Por ejemplo, sirve para advertir que el incremento acumulado de los últimos dos años ha llevado el monto de la deuda a uno de sus niveles históricos más alto. Sin embargo, este cociente presenta el inconveniente de que no constituye una medida que puede suministrar una idea certera sobre el riesgo que representa el nivel de endeudamiento en un determinado momento”, indica.

El CREES rememora que en 1983, por ejemplo, con una relación deuda PIB de 32 %, la República Dominicana incumplió con sus compromisos (hizo default).

“El cociente deuda/PIB no refleja, necesariamente, la posibilidad de un gobierno poderle hacer frente a sus compromisos financieros. La deuda se paga con los ingresos que recibe el Estado. El PIB es solo una estadística que trata de representar la actividad económica, tanto privada como pública. Esto último quiere decir que el PIB incluye el gasto público, fracción que no es aislada en los análisis. Por tanto, si al emplear dicho cociente se tiene la intención de reflejar la capacidad de pago de un gobierno en un determinado momento, en realidad se estaría sobre estimando la misma”, dice.

Desde el punto de vista del CREES, el precio de la deuda de República Dominicana será afectado por las acciones de la Reserva Federal (Fed). “Los inversionistas demandarán mayores rendimientos. Acciones como la reciente operación de manejo de pasivos, o refinanciamiento, ayudan a reducir el servicio de la deuda. Estas son oportunidades que brindan, precisamente, las condiciones de tasas bajas”, dice en otro lado del análisis del CREES, bajo la firma de vicepresidente ejecutivo, Miguel Collado Di Franco.

“Sin embargo, la deuda sigue aumentando”, advierte. Y agrega que la inflación de precios continuará contribuyendo a obtener recaudaciones nominales importantes en 2022, tal como sucedió en 2021.

No obstante, considera oportuno recordar que el gobierno no contará con unos RD$78,000 millones que obtuvo en 2021 provenientes de los adelantos de impuestos de las instituciones financieras y de la Barrick Gold, así como de recursos de la ley 46-20, principalmente.

“Parece coincidir con este panorama, que las autoridades traten de incrementar las recaudaciones de forma administrativa mediante normas y reglamentos. En una situación en la cual las familias y las empresas todavía no se han recuperado de los efectos de las medidas de la pandemia, no parece prudente elevar la carga tributaria. Las condiciones señalan que este sí es un momento oportuno de reformas para que la sociedad civil tenga mayores recursos para invertir y crear más riqueza; y tratar de eludir los efectos de la inflación de precios que afecta a todos”, advierte el CREES en su análisis.

Desde su óptica y desde el punto de vista económico, es el momento para que las autoridades implementen medidas que favorezcan los esfuerzos de creación de empleos y riqueza.

Dice que una reforma tributaria que reduzca los incentivos actuales a la evasión y a la elusión de impuestos, eliminando tributos y reduciendo las tasas de los existentes, como principales medidas, sí ayudaría a los objetivos particulares de los ciudadanos. Si a esta reforma, en el sentido correcto de ese término, se le acompaña de una ley de responsabilidad fiscal, República Dominicana se colocaría en una mejor posición con relación a sus pares para afrontar los retos de los cambios en las condiciones monetarias a nivel internacional.

Lo que dijo el presidente Abinader

El domingo, el presidente Luis Abinader, en su rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional, resaltó que su gestión logró una baja del déficit público, pasando del 7.9% en 2020 a un 2.7% en 2021, mejorando con ello las proyecciones que se tenían del 4.1% para ese año. En adición, también puedo indicar que se produjo una disminución de la deuda consolidada del sector público de 6.4 puntos porcentuales del coeficiente deuda, pasando de 69.1% a finales de 2020 a 62.7 % a finales de 2021.

Dirección de Crédito Público y sus estadísticas

Según la Dirección de Crédito Público, al 31 de diciembre del 2021, el saldo de la deuda externa e interna del sector público no financiero representaba el 50.5 % del PIB.

En un corte al 10 de este febrero 2022, colgado en su página de internet, el saldo de deuda del SPNF, está compuesto en un 69.9 % por deuda externa, la cual presentó un saldo insoluto de US$33,343.2 millones; mientras que el 30.1 % restante corresponde a deuda interna, que totalizó RD$818,884.6 millones, equivalentes a US$14,330.9 millones, a la tasa de cambio de RD$/US$=57.1413. Dichos montos representan el 35.3 % y el 15.2 % del PIB estimado, respectivamente.

Indicó que “del total de la deuda interna unos US$2,316.4 millones (2.5 % del PIB) corresponden a deuda intergubernamental de bonos emitidos por el Gobierno central para la recapitalización del Banco Central de la República Dominicana. La deuda intergubernamental es aquella contraída por una institución del gobierno con otra.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d4