PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Uno de los principales desafíos en el sistema de las contrataciones públicas del país es garantizar la eficiencia

La Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP) está inmersa en un proceso de capacitación, con el acompañamiento de expertos internacionales, a los fines de insertar en el sistema de compras de la República Dominicana el concepto “valor por dinero”.

Al ofrecer detalles del proceso, el titular de la entidad, Carlos Pimentel, precisó que el equipo de la DGCP recibe entrenamiento especializado en esa dirección como parte de la jornada formativa que inició en los últimos meses.

El funcionario está convencido de que uno de los principales desafíos en el sistema de contrataciones públicas está íntimamente vinculado a la eficiencia.

Pimentel tiene un enfoque definido de las reformas que entiende necesitan los procesos de compras y contrataciones del Estado dominicano. En la entrevista especial elCaribe-CDN significó la importancia de contratar soluciones para dar respuestas a los nuevos desafíos.

“No es cierto y es un mito que el Estado tiene que comprar lo más barato. El Estado tiene que comprar lo que defina que quiera, de la calidad que quiera, y al mejor precio. Y el mejor precio no es siempre el más barato, el mejor precio es en función de lo que tú quieres”, observó.

Un sistema dinámico

Consideró que el objeto de las compras es garantizar el cumplimiento de la Estrategia Nacional de Desarrollo y de los planes operativos y estratégicos, así como el derecho de la gente.

“Debo decir que el sistema de contrataciones es dinámico. Yo todos los días recibo solicitudes que me tengo que sentar a pensar. Cómo en su momento se iban a comprar las vacunas o cómo vamos a adquirir ahora lo que se requiera para enfrentar la viruela del mono o qué vamos a hacer para enfrentar la situación internacional que tenemos con los automóviles”, dijo.

Carlos Pimentel sostiene que la formación en estos procesos es un componente elemental en la visión de contrataciones que busca instaurar desde que ocupó el cargo.

“Tenemos que educar con relación al sistema de contrataciones públicas para poder elevar el debate y tener otras miradas y perspectivas que todavía son muy incipientes en la República Dominicana”, enfatizó el funcionario.

A su juicio, es fundamental formar a todos los actores que intervienen de manera directa en el sistema de contrataciones para que estos puedan actuar sobre la base de la profesionalización.

Entiende que esta capacitación debe alcanzar tanto a los colaboradores de la DGCP, de las unidades de compras y de las 470 entidades que transan todos los días a través del Portal Transaccional.

Plantea que en la impartición de conocimientos sobre estos procedimientos llegue a entidades como Procuraduría General de la República, Cámara de Cuentas y la sociedad civil.

Formación a alto nivel

En esa línea, la DGCP mantiene enlaces de coordinación con universidades del país y desarrolla diplomados, maestrías, cursos especiales y otras modalidades formativas que están en desarrollo y que se anunciarán en los próximos meses como licenciatura y técnicos superiores enfocados en contrataciones públicas.

Como parte de la estrategia, la institución rectora puso en funcionamiento un campus virtual dirigido a la formación especializada de proveedores del Estado, unidades de compras y ciudadanía en general en temas relacionados con las adquisiciones gubernamentales.

En ese sentido, dijo que las tareas formativas incluyen a los proveedores para instruirlos en cómo venderle al Estado.

En adición, también se reservó un capítulo dedicado a los medios de comunicación. Para ello, se lanzó la guía para periodistas con el objetivo de compartir conocimientos sobre el sistema de contrataciones públicas.

No es un sistema anticorrupción

Otra iniciativa implementada es la vinculación del sistema electrónico de contrataciones, llamado Portal Transaccional con el Sistema de Información de la Gestión Financiera (Sigef).

Según informó la máxima autoridad de la DGCP, actualmente 50 instituciones están integradas. Con ello, se busca reducir los tiempos de pagos, la eficiencia del gasto y permitirá a los proveedores seguir la trazabilidad de sus pagos. Además, posibilitará que la apropiación presupuestaria sea en línea.

“Este año vamos a terminar con 230 instituciones con portal y Sigef integrado, ya vamos por 60 y todos los meses estamos integrando 30 a 40 entidades del Estado, eso va a ayudar mucho a la racionalidad y a la calidad del gasto público y a mayores niveles de controles”, sostuvo.

De acuerdo con Pimentel, “el sistema de contratación no es en sí mismo un sistema anticorrupción, ni debe ser un sistema anticorrupción, pero lo que sí tiene que tener son los elementos para garantizar control y transparencia y garantizar derechos y en eso estamos enfocados”.

Una puerta al lavado de activo

Al referirse al Programa de Cumplimiento Regulatorio, el titular de la institución dijo que actualmente tienen distribuidos 15 oficiales de cumplimiento en las entidades que administran mayor presupuesto del Estado. Estos tienen la función de acompañar en la implementación de procedimientos y estándares que garanticen mayores controles, eficiencia y calidad.

Conforme a sus palabras, el objetivo de este acompañamiento es ir sembrando en el sistema de contrataciones la idea de que ya no es suficiente la evaluación de oferta técnica y económica. Es necesario conocer con quién contrata el Estado.

“Lo que hemos hecho es que la figura del oficial de cumplimiento vinculado al sector financiero la hemos extrapolado al sistema de contrataciones públicas de manera que el Estado pueda conocer con quién está contratando, porque las contrataciones públicas son una puerta al lavado de activo”, concluyó.

En ese orden, destacó la importancia de saber quiénes son los proveedores o contratistas, las composiciones accionarias de las empresas, cuáles están vinculadas, quién es el beneficiario final.

“El programa de cumplimiento es novedoso; no existe en otro país. Lo hemos presentado en distintos escenarios y ha generado muy alta expectativa”, destacó Pimentel.

El 95 % de proveedores corresponde a mipymes

El director general de Contrataciones Públicas, Carlos Pimentel, informó que más del 95 por ciento de los proveedores del Estado son mipymes.

Partiendo de esta realidad, se busca mejorar los espacios de mecanismos que permitan su participación para garantizar un objetivo fundamental en la DGCP que es democratizar el mercado público, tras considerar que con ello se ayuda a dinamizar la economía, se generan empleos y permite que los proveedores puedan estar en toda la geografía nacional.

Según estadísticas institucionales, las empresas Mipymes proveedoras del Estado alcanzaron ser adjudicadas por un monto de RD$62,068 millones obteniendo una participación del 26% en el monto total adjudicado. Puntualmente, la institución enlista 1,101 empresas mipymes dirigidas por mujeres.

En las mipymes, el total de proveedoras mujeres ha experimentado un crecimiento del 35%.

Posted in País
agency orquidea

Más contenido por Diana Rodríguez