Exvicepresidente pide gobierno eleve dinero de FASE para evitar tocar fondo de pensiones

Compartir
Rafael Alburquerque, exvicepresidente de la República.

El ex vicepresidente de la república Rafael Alburquerque planteó este lunes que más que proponer que las AFP entreguen un porcentaje a los trabajadores, para afrontar la situación económica generada por la crisis del Covid-19, es preferible pedirle al Gobierno que eleve la cantidad de dinero entregado vía el FASE.

“Los fondos de pensiones se supone que son propiedad de los trabajadores y no de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).  Se debería decir que es una decisión que les corresponde tomar a los trabajadores en cuanto al uso de esos fondos. Pero las propias organizaciones sindicales, los economistas y organizaciones de la sociedad civil han pedido cautela y reflexionar sobre una decisión que podría provocar males económicos a la República Dominicana”, dijo Alburquerque, abogado experto en temas laborales, entrevistado en el programa Hoy Mismo, por Color Visión.

“Pero independientemente de ello, para mí lo más grave es decirle a ellos -a los trabajadores- que ellos tienen que resolver su crisis”, indicó.

Desde su punto de vista, en vez de buscar la entrega de los fondos de pensiones, se debería reclamar al Gobierno que así como ha puedo en práctica el programa FASE 1 y FASE 2 (Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado),  que incremente esa cantidad de dinero, “porque con esa suma que se entrega (8,500 pesos) no vive nadie”.  Calculó que el salario mínimo de una microempresa llega casi a 15,000 pesos. “Se podría aumentar esa suma para evitar  -por un lado- un problema mayor en términos económicos, y en segundo lugar evitar que las pensiones, que se por sí van a ser muy bajas, sigan afectándose. “Para mi esa es una solución para los trabajadores”, apuntó.

Cuando a Alburquerque se le recordó que hay legisladores afines a la Fuerza del Pueblo (organización a la que él pertenece), entre los que proponen la distribución del dinero de las pensiones, planteó que “es mucho más decoroso que se le exija al Gobierno buscar una fórmula que no lance la crisis sobre los hombros de los trabajadores”.

“Yo sé que hay legisladores de la Fuerza del Pueblo y de otras parcelas políticas que lo han reclamado, incluyendo del partido de gobierno (de la Liberación Dominicana –PLD-), no obstante que el gobierno se ha mostrado en contrario en ese tema. Para mí es un problema de carácter político y moral. Es echar la crisis sobre los hombros de los trabajadores. Y eso no es justo. Es preferible, o que el gobierno atienda esos reclamos, aumentando el salario, o como han pedido las organizaciones sindicales, que las AFP, que han tenido beneficios exorbitantes durante todos estos años de la ley, den un bono al trabajador por la fidelidad que ha tenido, cotizando con ellas desde el año 2001. Personalmente, independientemente de lo que puedan opinar los legisladores, no creo que deba echarse sobre los hombros de los trabajadores el peso de la crisis”, dijo Rafael Alburquerque en un diálogo vía remota.

Sostuvo que parte de la administración pública está paralizada (instituciones que están trabajando poco) y que partiendo de eso,  se pueden hacer se transferencias de las partidas presupuestarias, para que los trabajadores puedan tener un aumento del dinero que se les está dando a través del programa FASE.

El tema de los fondos de pensiones lleva varias semanas en debate, luego de diversas propuestas de legisladores sobre ese particular.

El pasado día 8 de este mes, Arismendi Díaz Santana, en un escrito titulado “Un análisis desde la perspectiva de los afiliados: Contra el desahorro previsional”, de la Fundación Seguridad Social para todos (FSSPT), expresó que siempre se ha opuesto abiertamente a la propuesta de un grupo de diputados y senadores que permitiría retirar el 30% del fondo para el retiro, por considerarla un atentado al patrimonio de los trabajadores, forjado durante más de 16 años de grandes esfuerzos y sacrificios.  Díaz Santana fue el primer gerente general que tuvo el Consejo Nacional de la Seguridad Social. Es un conocedor de la materia.

Desde el punto de vista de Díaz Santana, un desmonte de esa naturaleza y magnitud contravendría el objetivo del Seguro de Vejez, Discapacidad y Sobrevivencia (SVDS), de ahorrar lo necesario para ahorrar y acumular lo suficiente para alcanzar una vejez digna, durante los años de retiro. Las puntualizaciones del especialista en seguridad social surgen, luego que legisladores formularan propuestas sobre el dinero de los trabajadores, bajo control de las  AFP, algunas de las cuales apuntan a que esa entrega sea hasta un 20%, otras un 25 y algunas se inclinan por la entrega de hasta un 30% de los fondos de pensiones a los empleados. “Exhortamos al país, a los congresistas y a las autoridades a evitar un desahorro masivo al liberal más de RD$170,000 millones, generando un sunami previsional, equivalente a levantar de repente las compuertas de la presa de Tavera”, advirtió Díaz Santana.

Mientras, el actual gerente general del CNSS, Rafael Pérez Modesto, dijo que los fondos de pensiones no están destinados a solucionar problemas imprevistos ante situaciones inesperadas, sino que su objetivo es pensionar a los afiliados conforma a los requisitos establecidos en la Ley 87-01. Advirtió que el fondo acumulado en la cuenta de capitalización individual se vería afectado, de retirarle el porcentaje que se solicita en diversas propuestas.

“Desde antes de todos estos pronunciamientos que ha habido en estos días sobre el tema, esa ha sido la posición de nosotros y se la hicimos saber a una comisión del Congreso Nacional y le señalamos que de aplicarse esa medida que se sugiere, y que aparenta tener la buena voluntad  en medio de la situación que viven los trabajadores con esta inactividad y baja de ingresos,  se le estaría haciendo un daño a los afiliados del régimen contributivo”, explicó Pérez Modesto, a pedido del periódico elCaribe.

El gerente general del CNSS respaldó los pronunciamientos que sobre el tema han hecho el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, y el ministro de Hacienda, Donald Guerrero Ortiz. En un artículo publicado por la prensa, el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, consideró desafortunada e improcedente la propuesta sobre la devolución en la actual coyuntura de los fondos a los trabajadores (no como pensiones, sino para afrontar situaciones económicas provocadas por la pandemia del coronavirus), puesto que habría que disponer de más de RD$173,000 millones para devolver en efectivo a los afiliados, lo que implicaría un aumento desproporcionado de la emisión monetaria de más de un 64% respecto al nivel actual.

Mientras, el ministro Guerrero Ortiz dejó ver que le preocupa que una iniciativa, como la de entrega del 30% del dinero de las pensiones a los trabajadores se traduzca en un flujo de recursos a la economía que no estamos en capacidad de absorber en estos momentos y terminen siendo un factor agravante de la situación actual, en la medida que presionen los precios y la tasa de cambio. “Habría el riesgo de regresar a una situación de crisis como la que tuvo el país en 2003”, advirtió, en una entrevista concedida también al programa Hoy Mismo hace varios días.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir