Flying Fox llegó a RD resonante y se fue de forma silente

El Flying Fox se fue por el este hacia un destino que aún se desconoce.

El megayate ruso Flying Fox zarpó ayer de las costas dominicanas tras permanecer más de un mes retenido en el puerto Don Diego de Santo Domingo debido a una investigación a cargo del gobierno de Estados Unidos y las autoridades dominicanas.

Alrededor de las 11:00 de la mañana fue desocupado de una forma silente, el espacio donde este permaneció en el referido atracadero para tomar un rumbo no precisado por el personal de embarque.

Tras el yate salir de la vista de los dominicanos, fueron muchos los ciudadanos que al ver a la prensa tomar fotos hacia donde este estaba, se acercaron a confirmar que el mismo se había marchado.

“Ah, pero, ¿ya se fue el yate?... ¿Se lo llevaron?...Ya se fue la atracción”, fueron parte de las expresiones de los transeúntes, así como de aquellos que se asomaban desde sus vehículos.

Armada: Yate ruso salió como una embarcación normal

La Armada de la República Dominicana informó que el yate ruso Flying Fox salió del puerto Don Diego con el despacho normal que se da a todas las embarcaciones apostadas en cualquier muelle del país.

Augusto Alberto Lizardo González, jefe de la División de Relaciones Públicas de la ARD, informó a elCaribe que el proceso de salida fue tratado como cualquier otra embarcación.

“Como es un buque civil se hace un despacho y se va. El buque salió con el proceso normal de despacho”, sostuvo.

La Armada no ofreció mayor información sobre el yate que salió de puerto ayer.

“El caso está en el Ministerio Público porque nosotros no manejamos el caso, no era un caso que estaba a cargo de la Armada, lo tenían otras instituciones y otras instancias”, precisó.

Recordó que la embarcación no estuvo retenida en muelle de la Armada, institución que, dice, tampoco está vinculada al proceso de investigación que se le lleva.

El pasado viernes 1 de abril, las autoridades dominicanas informaron que el yate fue requisado a solicitud de Estado Unidos como parte de una investigación sobre lavado de activos y tráfico de armas que lleva a cabo el país norteamericano.

Para ese entonces, los investigadores utilizaron herramientas tecnológicas para detectar sustancias ilícitas y posibles orificios y agujeros que oculten posibles evidencia y pruebas. Sin embargo, pese a todo ese proceso investigativo el megayate se mantuvo como una atracción para turistas y locales.

Información del yate solo se le daría a EE.UU.

El yate que arribó aaguas dominicanas, específicamente en la provincia La Romanae el pasado 13 de marzo, llegó en el puerto Don Diego con el fin de abastecerse de combustible, pero, tiempo después fue detenido por una petición que hiciera la norteamericana nación al país. Fue inspeccionado por autoridades locales, así como por el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI), en sus siglas en inglés.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.