Gobierno tiene varios frentes al mismo tiempo

El pasado 25 de abril, varios grupos convocaron un paro en el Cibao.

Con amenazas de nuevos paros por promesas incumplidas, indignación por los abusos policiales y los altos niveles de inflación, la presión sobre el gobierno va subiendo.

En la medida en que el tiempo avanza y el gobierno del presidente Luis Abinader se asoma a la mitad de su período, los problemas se acrecientan, la paciencia parece que se acaba y los políticos de oposición juegan mejor sus fichas para desgastar al gobierno y entrar en la competencia del 2024.

El problema de la inflación, además de la queja de la población, sirvió como parte de los de argumentos al paro de hace dos semanas en 14 provincias del Cibao, la muerte de tres personas en cuarteles de la Policía ha provocado protestas en la Plaza de la Bandera y la propuesta de reforma a la Constitución tiene contra el gobierno a los partidos de la oposición.

Para enfrentar la inflación, generada básicamente por el aumento de las materias primas en el mercado internacional, el gobierno impulsó la aprobación de la ley Arancel Cero para 67 productos de consumo masivo, lo que ha provocado el rechazo de productores nacionales y sectores empresariales porque supuestamente representaría la quiebra de los sectores productivos. Con la entrada en vigencia, habría que ver si el gobierno logra contener la inflación que en lo que va de este año ronda el 3 %, según el Banco Central.

Los partidos de oposición se colocaron del lado de los productores y rechazaron la medida del gobierno.

Los grupos populares que convocaron un paro el pasado 25 de abril en 14 provincias del Cibao, levantaron la movilización con la advertencia al gobierno que si no responde a sus reclamos, convocarán a nuevas protestas a más tardar el 30 de este mes.
En la última semana, el presidente Abinader ha tenido que enfrentar la presión e indignación social por la muerte de tres hombres bajo responsabilidad de la Policía luego de ser detenidos. Las protestas iniciaron frente a la plaza comercial Agora Mall y luego frente al cuartel de Naco, por la muerte a golpes de David de los Santos.

El pasado sábado la protesta se trasladó a la Plaza de la Bandera e incluyó los nombres de José Gregorio Custodio, que falleció por golpes en el cuerpo luego de estar detenido en el cuartel de San José de Ocoa y Richard Báez, un peluquero que había sido detenido en Santiago y murió poco tiempo después, según la autopsia, por golpes contusos en distintas partes del cuerpo.

El Ministerio Público solo ha avanzado en la investigación del caso de Naco y no se conoce del proceso de investigación de otros dos casos. Ante la situación, el gobierno respondió con un paquete de 14 medidas para evitar que las personas sean víctimas de abusos por parte de los agentes luego de ser detenidas. En el proceso no ha faltado quien enrostre al presidente Abinader su promesa de campaña de transformar en un plazo de dos años la Policía Nacional bajo un plan diseñado por el exalcalde de Nueva York, Rudolph (Rudy) Guilliani.

Al mismo tiempo, el gobierno está enfrentado con los tres principales partidos de oposición, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), la Fuerza del Pueblo (FP) y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que rechazan la reforma constitucional que ha planteado el Poder Ejecutivo con el argumento principal de lograr mayor independencia del Ministerio Público. Los partidos de oposición rechazan la propuesta con el alegato de que el objetivo real del oficialismo es reducir el 50+1 que se necesita para ganar la Presidencia en primera vuelta.

Sigue el problema de comunicación

Además de problemas de fondo, el gobierno de Abinader sigue enfrentado el problema comunicacional que lo ha perseguido desde el inicio de la gestión. El caso de la crisis que enfrenta por los abusos policiales en los cuarteles es un ejemplo. El inspector general de la Policía, Claudio Peguero Castillo, afirmó que no ha habido excesos de los agentes policiales en los hechos que han generado críticas. “Aunque pasan y han pasado situaciones de excesos. En estos dos últimos casos no hubo exceso. Ningún miembro agredió físicamente, golpeó físicamente a ninguna de estas dos personas”, indicó Peguero Castillo. Sin embargo, el informe del Ministerio Público en la solicitud de la medida de coerción en el caso de David de los Santos, acusa a cuatro agentes del destacamento de Naco de ser coautores del crimen.

Hasta ahora, cuando hay crisis de comunicación en el gobierno, el presidente Abinader ha tenido que hacer frente de manera personal, pero las medidas que fueron anunciadas para evitar los excesos en los destacamentos, las informó el asesor José Vila, junto al ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez. El gobernante volvió a reiterar que el cambio en la Policía va sin importar el costo político que represente.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d4