La otra cara de la avenida Duarte

En la avenida Duarte, desde el Expreso V Centenario hasta la 27 de Febrero, imperan el desorden y el caos: basura por cualquier lado, desborde de aguas residuales e invasión de espacios púbicos. Otra de las características negativas de esa importante vía comercial son los enfermos mentales que merodean en sus inmediaciones.
La avenida completa no es parte del plan estratégico del gobierno de rescatar y transformar los espacios públicos

Hay que reconocer que la transformación de la avenida Duarte con París en el Distrito Nacional, en términos de recuperación y organización urbana en el país, ha sido una de las obras emblemáticas del gobierno actual. Sin embargo, en más de un 80 por ciento de la longitud de la vía comercial, el panorama es muy diferente. Aquí, impera el desorden y el caos.

Un equipo de elCaribe realizó el pasado domingo en hora de la tarde, un recorrido por todo el largo de la referida avenida.
Escogió este día para aprovechar que la actividad comercial de la vía era completamente nula, para poder informar a los lectores de este diario, el desbarajuste que impera.

En el tramo que abarca desde el Expreso V Centenario hasta la avenida 27 de Febrero, el incremento de casetas improvisadas y la insalubridad que genera la acumulación de basura y de aguas negras, se conjugan para hacer de este sitio un foco de contaminación tanto ambiental como visual.

Basura por doquier

En este día de poca actividad comercial, en cada intersección de este tramo (específicamente en las calles que atraviesan la Duarte: AnaValverde de la Cruz, Juan Evangelista Jiménez, Concepción Bona, Manuela Diez y Ana Valverde) se observó vertederos improvisados, como consecuencia de la poca o nula logística de los comerciantes al momento de botar la basura o de la falta de recogida de desechos sólidos por las autoridades.

Desborde de aguas negras

Pero la contaminación que impera, no se aprecia solo por la acumulación de desechos, también prevalecen las aguas negras acumuladas, que por supuesto podría provocar un brote de enfermedades.

Las lluvias que cayeron ese día en la ciudad, sirvieron como evidencia para comprobar que el sistema de alcantarillado pluvial de la avenida Duarte está dañado. Esta situación, constituye un serio peligro y una amenaza permanente a la salud de los residentes en el sector, principalmente a los de Villa María y Villa Consuelo.

Posesión espacios públicos

La historia de la arrabalización, desorden, hacinamiento e insalubridad, que durante décadas ha caracterizado gran parte de la emblemática Duarte, también abarca otra problemática: la ocupación de espacios públicos.

Por décadas los alcaldes que han pasado por el ayuntamiento del Distrito Nacional, se han enfrentado a esta situación. El domingo, el equipo del periódico elCaribe, fue testigo de la cantidad de casetas improvisadas, muchas en muy mal estado, apostadas de ambos lados del referido tramo de la avenida Duarte.

A pesar de que las casetas no contenían mercancías, porque era día libre, se pudo observar que muchos peatones preferían caminar por la calle, debido al poco espacio que hay en las aceras, además, de la sensación de inseguridad que da al caminar en esta área.

Enfermos mentales deambulan

Otra de las características negativas de la avenida Duarte son los enfermos mentales que merodean la zona.

Son deprimentes los espectáculos que protagonizan los dementes y muchos niños desamparados, quienes ante la mirada indiferente de las autoridades, consumen comidas contaminadas en los vertederos improvisados que se generan en la Duarte.

Muchos de estos enfermos mentales duermen en las casetas improvisadas que al día siguiente son abarrotadas por los comerciantes de ropas, artículos y muchas veces hasta comida.

La cara limpia de la avenida Duarte

Hay que destacar que el panorama que se vive en el tramo de la avenida Duarte, desde la avenida París hasta la avenida Mella, es totalmente diferente al ya mencionado.

En 2008, el entonces presidente Leonel Fernández y en ese momento el alcalde del Distrito Nacional, Roberto Salcedo, inauguraron el Paseo Comercial de la Duarte, que incluyó la remodelación del Parque Enriquillo y la creación de los bulevares de la Lectura y de la Música, con una inversión de RD$217 millones.

El remozamiento en este tramo, implicó la desarrabalización del área con el desmonte de cientos de letreros, el soterrado del cableado eléctrico, telefónico y telecable, así como la creación del Barrio Chino y la colocación de 54 casetas para igual número de vendedores.

Alrededor del 60% de la mano de obra activa en el país trabaja en actividades laborales de informalidad. El hecho de que los trabajadores informales representan más de la mitad del universo de empleados en el país, evidencia la importancia que tiene la informalidad en la economía nacional.

Sin embargo, las autoridades municipales no han podido hacer frente para que dentro de la informalidad, los comerciantes informales de la avenida Duarte puedan realizar sus actividades de negocios en un ambiente limpio, seguro y que no ocupen los espacios públicos.

Plan no contempla la avenida Duarte

El nuevo proyecto de transformación urbana, “París y Entornos”, no contempla devolver el orden en el tramo que abarca desde el Expreso V Centenario hasta la avenida 27 de Febrero. Así como tampoco al tramo que va en dirección sur-norte que comprende desde Expreso V Centenario hasta el Mercado de la Avenida Duarte.

Este proyecto, que contará con una inversión aproximada de 440 millones de pesos, tiene previsto finalizar en el primer trimestre del año 2023. En la etapa 2, “Paseo de la París”, se intervendrá la calle París dividiéndose en 2 fases: Fase 1, tramo desde la calle Abreu hasta la calle Jacinto de la Concha.

Mientras que la fase 2, abarca el tramo desde la calle José Martí hasta la calle Josefa Brea.

En la etapa 3, se intervendrán los denominados paseos de la Duarte, la Música y la Lectura.

Esta etapa también se divide en 2 fases de ejecución: fase 1, “Paseo de la Duarte”. En la fase 2, “Paseo de la Música” y “Paseo de la Lectura”.

Historia
Arrabalización, desorden, insalubridad, hacinamiento e inseguridad durante décadas han caracterizado a la Duarte

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.