Ley de Tránsito no ha logrado reducir accidentes viales

Compartir
Mario Holguín.

La promulgación de la Ley 63-17, de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de la República Dominicana no ha contribuido a la reducción de muertes y morbilidad causada por los siniestros en las vías públicas, ni con la integración de un registro unificado de las víctimas.

A esta conclusión llegaron los especialistas en transporte y seguridad vial Víctor González y Mario Holguín al analizar el tema de la accidentalidad vial en el país, donde solo en el 2019 las defunciones por accidentes de tránsito duplicaron las de homicidios. Ambos expertos coinciden en que en materia de seguridad y educación vial el país sigue con bajas calificaciones.

Holguín, autor de numerosas obras sobre tránsito y seguridad vial, ha sido un abanderado de que se incluya la educación vial en el currículo escolar, pero a su entender las instituciones involucradas no han priorizado el tema, pese a que República Dominicana es uno de los países con mayor tasa de mortalidad en el mundo por siniestros viales. “Si la tasa de mortalidad se mantiene en los mismos niveles, eso quiere decir que hemos avanzado muy poco, pese a la ley”, concluyó.

En tanto, para el investigador y catedrático Víctor González, “el problema de la accidentalidad sobrepasa lo que es la aplicación de la ley. Hasta que no se trabaje en la educación y formación, pues sencillamente no estamos haciendo nada”. Consideró que entre los principales factores que inciden en el aumento de víctimas por accidentes de tránsito están el irrespeto a la Ley 63-17 y la debilidad en la fiscalización. Recordó que el factor humano es determinante en la accidentalidad. Al respecto, la encuesta ENHOGAR 2017, indica que entre las causas principales de los siniestros ocurridos en las vías, está el error humano (79.1 %), que engloba factores como la negligencia, distracción, cansancio o incumplimiento de las normas de tránsito, tanto de los conductores como del resto de los actores viales, seguida de las fallas en los vehículos (10.1 %) o en el pavimento (6.8 %). La encuesta destaca que en el 7.9% de los hogares en República Dominicana hubo al menos un miembro involucrado en accidente de tránsito.

Tanto González como Holguín aseguraron que una cantidad considerable de los accidentes de tránsito y sus víctimas no se registra, esto debido a que no existe un criterio unificado entre las instituciones que manejan estas informaciones.

De acuerdo con el Observatorio de Seguridad Ciudadana, que coordina el Ministerio de Interior y Policía, solo en el 2019 murieron 2,095 personas por accidentes de tránsito, mientras el boletín No. 01-2020, del Observatorio Permanente de Seguridad Vial, (Opsevi) del Intrant, registró en ese año 3,024 fallecimientos como consecuencia de siniestros en las vías. “Ese es uno de los grandes inconvenientes. El país no cuenta con un registro unificado. La dispersión de las estadísticas es uno de los grandes problemas. No se puede trazar un plan cuando no se tienen estadísticas reales. Son instituciones oficiales que ni siquiera comparten un dato estadístico”, deploró González. De su lado, Holguín advirtió que en la medida en que se perfeccionen los registros de siniestralidad, el número de víctimas aumentará. “Seguimos teniendo una gran dispersión en instituciones que manejan esos datos y no hay una unificación de criterio”, puntualizó.

“En sentido general vamos por mal camino”, destacó. El experto en seguridad vial resaltó que la mayoría de los registros oficiales solo toman en cuenta las muertes ocurridas en el lugar del hecho. (In Situ).

Víctor González.

Intrant no puede contar muertes y hacer políticas

Mario Holguín indicó que la ley 63-17, promulgada en 2017, contempló la creación de un Observatorio Permanente de Seguridad Vial (Opsevi), pero, a su juicio, el mismo no ha cumplido su misión. El experto consideró que como organismo encargado de recolectar y gestionar información objetiva y confiable sobre la siniestralidad vial, no es prudente que dependa del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant). Entiende que existe el riesgo de que los datos puedan manipularse en función de los intereses.

En el país se fomenta el uso de “motoconcho”

Estudios coinciden en que alrededor del 80% de las víctimas mortales de tránsito son usuarios vulnerables, los motociclistas y peatones encabezan la lista. Sobre el tema, el investigador del Instituto Tecnológico de Santo Domingo, Víctor González, opinó que “cuando permitimos y fomentamos el uso del motoconcho para transporte público, ya estamos cooperando a que la accidentalidad siga sin control”. Advirtió que mientras haya un parque vehicular creciente en malas condiciones el riesgo de siniestralidad será mayor.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir