Madre rescata hija de 13 años raptada

La adolescente fue rescatada en una vivienda del sector Cayacón, en Los Alcarrizos.

Con llanto, voz preocupada y consternada, la madre de la adolescente que estaba desaparecida desde el pasado miércoles a las 7 de la mañana, narró cómo dio con el paradero de su hija, qué le hicieron y en qué estado la encontró.

Ely Cabrera Polanco, madre de la niña de 13 años, vio la luz al final del túnel la mañana de ayer cuando pudo dar, por fin, con el paradero de su hija, quien según asegura, fue raptada por 3 hombres en el sector Los Girasoles, Santo Domingo Oeste, cuando la niña salió con dirección a ver a la abuela.

“Ella iba para donde su abuela y entró al cementerio donde estaba su tío, a quien ella quiere como si fuera su padre. Cuando ella iba saliendo de ahí, tres hombres la pararon para quitarle los tenis que llevaba puestos, al ella resistirse, entonces le quitaron los bultos y ella se mandó (salió corriendo), pero se cayó y ahí ellos la agarraron”, relató la madre a este medio.

¿Cómo dio con su paradero?

Ely expresó que dio con el paradero de su hija a través de una señora, que se había enterado de su desaparición mediante las redes sociales, y vio el lugar donde los supuestos delincuentes la tenían.

Explicó que una vez la señora se puso en contacto con ella, acudió junto a demás familiares al lugar que le indicó y “cuando entré la tenían ahí tirada en una camita”. “Agarré a la niña y ella empezó a llorar, llorar y llorar y me dijo: ¡Ay mami, ay mami!, gracias, tú viniste mami, gracias”.

Ely indicó que al momento del rescate de su hija, en el lugar donde la tenían se encontraba uno de los tres supuestos hombres que la raptaron. Inmediatamente fue interceptado por los familiares y entregado a las autoridades.

A pesar de que aún no hay un reporte oficial, la adolescente reveló a su madre que fue agredida sexualmente, además, de que estuvo siendo drogada constantemente.

Ely relata lo ocurrido la noche antes del rescate

La madre de la adolescente raptada explicó que el día antes de aparecer, la niña tomó a escondidas el teléfono de uno de los raptores y la llamó alrededor de las 11:20 de la noche.
Cabrera Polanco agregó que cuando los secuestradores se percataron de la llamada, la obligaron a decir que se encontraba bien, tras advertirle que si decía lo contrario la matarían.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.