Pablo Gómez Borbón publicará libro que aclara asesinatos de Maximiliano Gómez y Miriam Pinedo en Bruselas

El escritor dominicano Pablo Gómez Borbón, publicará el próximo día 5 de mayo de forma virtual su cuarta obra “Morir en Bruselas” con el que pretende aclarar los asesinatos de Miriam Pinedo, viuda de Otto Morales y Maximiliano Gómez, también conocido como “el Moreno”, debido a que este 2021 se cumple medio siglo de los asesinatos.

Se trata de una novela histórica de unas 450 páginas basada en investigaciones realizadas por el autor durante los últimos siete años.

“Mi investigación me llevó a archivos tanto virtuales como físicos en países como Chile y Brasil, también, consulté periódicos norteamericanos, italianos, franceses, belgas y de Santo Domingo” informó.

Para la creación de su obra, el autor también contó con el apoyo del Archivo General de la Nación, quien facilitó los expedientes del secuestró del coronel y de las muertes de Gómez y Pineda.

En la novela, el escritor relata el periplo de Maximiliano Gómez y otras 19 personas que le acompañaron al ser liberados tras el secuestro del militar norteamericano Donald Crowley, por parte de un comando compuesto por miembros del Movimiento Popular Dominicano (MPD).

Este hecho produjo un intercambio de dirigentes de este grupo de izquierda opuestos al gobierno de 12 años de Joaquín Balaguer que viajaron a México, Cuba y Francia para finalmente asentarse en Bélgica, específicamente en Bruselas por cuestiones de presupuesto, debido al alto costo de vida en París, capital francesa.

Semanas después, para agosto de 1970 Pinedo también se asentó en Bruselas, luego del asesinato de su esposo Otto Morales, quien había coordinado el secuestro y que fue asesinado por la Policía Nacional y los organismos de seguridad.

En una entrevista desde Bruselas, Bélgica para el programa «Revista Dominical Dejando Huellas» por CDNradio, el escritor explicó que durante la madrugada de 1971 ambos fueron afectados por una situación que él describe a fondo en su libro, la cual en principio se creyó un accidente y desencadenó en la muerte de Gómez e indujo a Pinedo en un estado de coma al que sobrevivió a duras penas.

Tan solo unos meses después, Pinedo fue misteriosamente asesinada y su cadáver fue encontrado en dos maletas el 11 de diciembre de 1971. Este fue un caso que provocó un gran revuelo no solo en la sociedad belga, sino a nivel internacional y se conoció bajo el nombre “caso de las maletas sangrantes”.

“Esta parte es importante en mi novela porque se trata de dos asesinatos políticos que han estado siempre envueltos en un oscuro e intenso misterio que yo me he propuesto atravesar escribiendo este libro”, declaró Gómez Borbón.

Detalló que al inicio se pensó que el dirigente del MPD había fallecido a causa de un escape de monóxido de carbono al utilizar estufas de gas para calentar la habitación, que habían sido prohibidas por las autoridades precisamente a causa de su falta de seguridad.

La situación no levantó mayores sospechas debido a que para ese entonces, cada año fallecían decenas de personas por la misma situación.

Sin embargo, tras el asesinato de Pineda, la policía descubre que Maximiliano Gómez fue un dirigente político contra Balaguer y comenzando sus sospechas, decide reabrir su caso y tratarlo como asesinato.

En el libro, figuran aproximadamente 250 personas, entre las que se destacan al menos 6 personas pertenecientes a la policía belga. “Sobre la muerte de Maximiliano yo he encontrado hasta 7 u 8 versiones contradictorias, en cuanto a la muerte de Miriam he encontrado 4 o 5 versiones”.

El autor declaró que en ambos casos se ha decantado por la versión que ha considerado más verosímil y ha compartido con sus lectores el proceso de deducción que lo ha lleva a obtener las conclusiones plasmadas en el texto. Con esta obra, el autor pretende llevar a los lectores el salvajismo con que fue cometido el crimen de Pinedo.

Como parte de los hallazgos plasmados en la obra, Gómez Borbón contó que tras descubrir el cadáver de Miriam la policía belga envió las huellas digitales de la mujer por medio de la Interpol al cuerpo policial dominicano para que les confirmara que pertenecían a ella, pues aunque ya lo sospechaban, no podían afirmarlo con certeza debido a su mala calidad.

El autor aseguró que mientras se investigaba el caso, ocupó la primera plana de los periódicos más importantes de la época en tanto que la población se rehusaba a salir de sus casas por el temor y el caos que desató el caso en la sociedad.

A principios de enero de 1972 la policía dominicana certificó que se trataba de Pinedo.

El escritor detalló que en Bruselas, el crimen de Pinedo opacó totalmente al de Gómez, pues cuando se empezó a sospechar que se trataba de un crimen ya habían pasado seis meses.

Por el contrario, en Santo Domingo, la muerte del dirigente fue un golpe que el gobierno de Balaguer asentó a la izquierda revolucionaria dominicana.

Gómez expresó que en el país, el crimen de Pinedo pasó desapercibido a pesar de que su muerte fue más horrenda. La razón de esto fue que a pesar de ser la viuda de Otto Morales, no tenía una posición de importancia en el partido.

“He querido llevar al conocimiento de mis lectores la tragedia que sufrió Miriam Pinedo, que por no ser una dirigente importante dentro del partido ha sido opacara por la de Maximiliano Gómez, en todo caso, ambas muertes las trato con mucho detalle en mi novela”, declaró el autor.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.