Parientes de venezolana muerta a manos de su pareja describen relación como tormentosa

Compartir

Entre abrazos y besos recibieron el año nuevo el policía y su pareja, de nacionalidad venezolana, quien murió de varios disparos a mano de éste el pasado día primero, en un hecho ocurrido en Los Mameyes, Santo Domingo Este.

Así los afirmaron los  vecinos y familiares del raso de la Policía Nacional, Jesús Ferreras Cuello, de 31 años, quienes no salen del asombro y las interrogantes de qué pudo llevar a su pariente a matar de varios disparos a su pareja sentimental, Nersi María Colmenares, de 40 años.

"Antes de cometer el hecho, ellos están felices, besándose y abrazándose, todo amor. Él la trajo a recibir el año y estábamos todos compartiendo ahí afuera, la mamá de él besándonos a los dos, porque ella era una muchacha muy alegre", expresó David Pérez, quien definió al militar como un hombre que nunca había "mostrado signos de violencia".

De igual modo, Ana Cuello, tía del victimario, narró que ese día alrededor de la 1:30 de la madrugada se encontraban todos compartiendo entre familiares y amigos y de repente ellos se apartaron un rato y sólo se escuchó los disparos. Ferreras luego de herir de varios disparos a su pareja se propinó un tiro en la garganta.

"Él se encuentra estable, pero emocionalmente muy mal, porque mi sobrino es un hombre  de bien. Nadie sabe lo que pasó porque ellos llegaron felices y contento", manifestó la tía.

Ferreras Cuello,  estudiante de Mercado en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), se encuentra ingresando en el hospital de la Policía Nacional.

Sin embargo, a pesar de que los residentes de la calle Jacinto De los Angeles, en Los Mameyes, donde reside el raso junto a su madre, los definen como un joven que "nunca había mostrado comportamiento violento", los familiares de la hoy occisa afirmaron que su pariente llevaba alrededor de 5 meses con una "relación tormentosa".

Nersi María Colmenares, vivía en la Zona Colonial, junto algunos familiares, y llevaba tres años y medio residiendo en el país.

Los familiares piden a las autoridades correspondientes realizar el traslado del cadáver hacía su país natal, Venezuela, para realizar una cristiana sepultura.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir