Pide penas 20 y 30 años para Quevedo y otros

Compartir
Familiares de las víctimas que la Fiscalía atribuye al transportista Arsenio Quevedo y al exregidor Ericson de los Santos estallaron en llanto al oír detalles de cómo sus parientes fueron muertos.

El Ministerio Público(MP) pidió ayer a los jueces del Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional penas de 30 y 20 años, respectivamente, para los acusados de integrar una banda de sicarios, que supuestamente se dedicaban a eliminar choferes por encargo.

Los alegados implicados en la supuesta banda de sicarios son el empresario del transporte Arsenio Quevedo, el exregidor por Pedro Brand, Erickson de Los Santos Solís, el exsargento Amauris Cabrera, el exmayor Cristino Batista y Danilo Octavio Reynoso.
Hoy la defensa de los imputados rendirá su exposición final.

Quevedo sale de la audiencia. J. Valenzuela

Llantos entre familiares de víctimas

La madre de Ángel Javier, víctima de sicariato en el caso que se le sigue a Arsenio Quevedo, Erickson de los Santos y compartes, estalló en llanto cuando el imputado Amauris Cabrera admitió su participación en las muertes de los choferes víctimas de los presuntos casos de sicariato. Francisca Torres no pudo ocultar su dolor, tras Cabrera admitir que de las siete balas, que según dijo tenía en su arma de reglamento, solo utilizó dos durante el “confuso incidente” en el que resultaron muertos Javier y Obermi Reyes y otros.

La audiencia tuvo que ser recesada varias veces ayer, porque además de la madre de Javier, otros familiares también se aflijieron con el testimonio del acusado en la audiencia.

Ercilia Félix, madre de Kelvin Félix, otra de las víctimas, denunció que supuestamente, Octavio Reynoso y Cabrera la amenazaban cada vez que ella daba declaraciones a la prensa.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir