PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
ESCUCHA ESTA NOTICIA

Muchos tienen armas para defensa ante situaciones de peligro, pero su uso en hechos violentos cobra vidas

El uso, porte y tenencia de armas de fuego en manos de civiles sigue siendo un peligro que acecha y que sigue terminando en tragedia.

La concepción de necesitar y tener un arma de fuego para defenderse “de los delincuentes o rateros” sigue cobrándose la vida de personas inocentes, pero también de otras a las que se les imputa algún delito y no se le permite llegar hasta la justicia para que se le juzgue cuando se trata de algún malhechor. Los sucesos se producen porque dichos artefactos son utilizados en momentos de ira y rabia fruto de alguna discusión, problema o situación.

Casos recientes muestran la realidad. El lunes al mediodía el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Orlando Jorge Mera, fue asesinado en su despacho por un amigo de infancia, -que es civil- porque el funcionario, presuntamente, le negó un permiso para exportar 5,000 toneladas de baterías usadas; y el martes, el que fuera encargado provincial del Ministerio de Industria y Comercio en Santiago Rodríguez, Carlos Juan Rodríguez García, -que también es civil-, se vio envuelto en un hecho todavía confuso en el que, supuestamente, mató a una pareja de esposos e hirió a dos personas más. Junto con esos dos casos se arrastran decenas de sucesos, entre ellos feminicidios y homicidios que ocurren cada día en el país, que son materializados con armas de fuego que la mayor parte del tiempo carecen de documentos.

No es ilegal tener arma cumpliendo

En República Dominicana no es ilegal portar un arma de fuego siempre y cuando el ciudadano tenga 30 años de edad y cumpla con otros requisitos establecidos en la Ley para el control y regulación de armas, municiones y materiales relacionados (631-16) y con los parámetros del Ministerio Interior y Policía.

Aunque la referida legislación tiene como objeto prevenir y controlar el uso de las armas por parte de la población civil y las utilizadas por los militares y policías fuera de reglamento, también manda a promover el desarme paulatino de la población, mediante el establecimiento de un régimen jurídico.

Sin embargo, el debate de si se debe desarmar o no a la población, excepto a los policías y militares para evitar sucesos y hechos lamentables, tampoco es algo nuevo. El tema cada cierto tiempo cobra vida, pero se difumina con los días y el tiempo.

Muchos han sido los planes para controlar el problema, pero así como los esfuerzos se hacen, del mismo modo la guerra de las armas en las calles tanto legales como ilegales sigue dándoles batalla a las autoridades que buscan reducir los hechos de sangre, así como los delitos y crímenes a mano armada.

Ya hace un año, específicamente el 6 de junio de 2021, el Gobierno inició el Plan de Seguridad Ciudadana “Mi País Seguro” que tiene, dentro de sus componentes, la recuperación de armas ilegales de las calles a fin de evitar hechos violentos y hacerle frente a la delincuencia y al crimen organizado. Este también contempla la entrega voluntaria de armas legales para cuyo proceso, de hecho, se establecieron puntos para esos fines.

5 mil armas ilegales recolectas desde Estrategia “Mi País Seguro”

De acuerdo a informaciones del Ministerio de Interior y Policía, en la República Dominicana hay registradas 238 mil armas de fuego, parte de las cuales están en proceso de renovación de permisos.
La misma institución, que inició un proceso de recuperación, ha recolectado 5 mil armas ilegales bajo la Estrategia Nacional “Mi País Seguro” en coordinación con las diferentes agencias de seguridad del país.

Desde hace unas semanas, la República Dominicana vive bajo una ola de violencia, delincuencia y criminalidad, en donde los robos y asaltos a mano armada están a la orden del día, junto a manifestaciones del crimen organizado que atemorizan a la población. Los delincuentes tienen en zozobra a la población, mientras que, por otro lado, grupos armados matan a personas en aparente ajustes de cuentas a puros disparos. Las últimas dos semanas han sido las más sangrientas, den las cuales el luto ha hecho presencia en varias familias.

Para hacerle frente a esto, el Gobierno envió a las calles a los policías y militares en un operativo conjunto que tiene como misión restablecer la paz, la tranquilidad y el sosiego de la ciudadanía.

Fruto de ese operativo, y a propósito de que en muchos de los hechos violentos se utilizan las armas de fuego, ayer las autoridades informaron que han recolectado 34 pistolas, 9 revólveres, 1 fusil, 9 escopetas, 5 armas de fabricación casera y 1 arma de juguete (bélica).

En un esfuerzo por sacar definitivamente las armas, en agosto del año pasado, el Gobierno eliminó en presencia de representantes la OEA, 803 que habían sido recuperadas bajo la Estrategia Nacional “Mi País Seguro”. En esa ocasión, el ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez, hablaba de la recuperación de 3,765 en lo que iba de 2021 y comparó con otros años. Mencionó que en 2018 en el país sólo se recuperaron 853 armas, en el 2019; 1,668 y en el 2020, 791.

Todo esto aún no ha sido suficiente para poner un alto a los hechos violentos en los que las armas siguen involucradas.

5,000
En junio de 2021 el Gobierno inició la Estrategia Integral de Segiuridad “Mi País Seguro y desde entonces se han recuperado 5,000 armas ilegales.
238,000
En República Dominicana, de acuerdo a los datos del Ministerio de Interior y Policía, hay registradas hasta la fecha 238 mil armas de fuego, parte de las cuales están en proceso de renovación de sus permisos.

Posted in País
agency orquidea

Más contenido por Darielys Quezada