RD exige en Asamblea de la OEA acciones para crisis haitiana

Roberto Álvarez advirtió que la situación en Haití ha llegado a un punto dramático por las pandillas e inseguridad.
Autoridades deportaron hacia Haití a haitianas embarazadas en los últimos días; aplican el cerco fronterizo

República Dominicana pidió a la Asamblea General de la OEA que se brinde “apoyo inmediato” a Haití, aunque admitió que las soluciones para el vecino país deben provenir de los mismos haitianos.

Durante su intervención en la 51 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el canciller de República Dominicana, Roberto Álvarez, advirtió que la situación en Haití “ha llegado a un punto dramático” por las pandillas y el nivel de violencia e inseguridad.

Álvarez puntualizó que “no habrá solución dominicana a la crisis haitiana” y lamentó que “la vida cotidiana” de los ciudadanos en ese país se ha convertido “en una pesadilla”.

Al llamado de República Dominicana se unió Costa Rica, durante la misma Asamblea.

“El tema de Haití es de suma importancia para Costa Rica”, puntualizó el representante costarricense, Rodolfo Solano, quien pidió a la OEA que se “atiendan las urgentes necesidades” del país caribeño.

Haití se encuentra en horas bajas tras el magnicidio de su presidente Jovenel Moise, el pasado 7 de julio, además de un desabastecimiento de gasolina que ha provocado largas filas, aglomeraciones y la suspensión de algunas actividades, como el cese de las emisiones de Radio Télévision Caraïbe, la principal estación del país.

Deportaciones

República Dominicana deportó a Haití a “cientos” de mujeres embarazadas en los últimos días, reconoció el titular de la Dirección General de Migración (DGM), Enrique García.

Las deportaciones de mujeres embarazadas comenzaron el pasado martes y “van cientos de deportadas”, dijo el director de Migración en declaraciones a periodistas en Dajabón, el principal paso fronterizo con Haití.

García aseguró que las deportaciones se están realizando “con todo el respeto a los derechos humanos y con todas las garantías al debido proceso”.

“Es un panorama no bonito, tenemos que reconocerlo. Pero nuestra responsabilidad, del presidente de la República y del Consejo de Migración, es proteger nuestros ciudadanos”, dijo García, recalcando que República Dominicana está ejerciendo su “derecho como Estado soberano”.

El jueves diversas ONG denunciaron que oficiales de Migración detuvieron a un grupo de mujeres embarazadas a las puertas de un hospital en la capital dominicana y las deportaron inmediatamente.

El Grupo de Apoyo a los Repatriados y Refugiados (GARR), una ONG haitiana que trabaja con deportados, informó que un grupo de 45 mujeres, 28 de ellas embarazadas, fueron deportadas por la frontera entre la ciudad dominicana de Comendador y la haitiana de Belladere tan solo el jueves.

Una de las deportadas, según esta ONG, acababa de realizarse una cesárea y tuvo que dejar a su hijo recién nacido en la incubadora.

La Ley de Migración dominicana faculta a la DGM a hacer deportaciones automáticas de cualquier inmigrante en condición irregular, pero el reglamento de esa legislación prohíbe detener a mujeres embarazadas.

Del mismo modo, República Dominicana se comprometió a evitar la separación de familias, en un protocolo de entendimiento firmado con Haití en 1999 para regular los mecanismos de repatriación.

Las autoridades dominicanas han adoptado en las últimas semanas medidas contundentes para frenar la inmigración ilegal desde Haití, país que pasa por una de las peores crisis políticas y de seguridad de los últimos años.

Entre esas medidas se anunció que los hospitales públicos solo atenderían a extranjeros indocumentados en casos de emergencia médica.

También se anunció que se prohibiría la entrada al país de mujeres embarazadas de más de seis meses, si no cuentan con el seguro médico correspondiente.

Cerco fronterizo

Miembros del Operativo Cerco Fronterizo que realiza el Ejército dominicano en Jimaní detuvieron un grupo de 21 mujeres embarazadas tratando de llegar hacia el hospital de este municipio, donde procuran establecer récord para dar a luz.

Los miembros del Cerco Fronterizo del Ejército, encabezados por el coronel Domingo Perdomo y miembros del equipo de control migratorio, detuvieron las féminas en condiciones migratorias irregulares para estar en nuestro país.

Mientras que en Pedernales, el equipo militar detuvo a 48 indocumentados haitianos, tratando de ingresar a territorio dominicano, en horas de la madrugada por esta parte de la frontera.

La totalidad de los detenidos fueron llevados a un albergue donde son depurados para ser repatriados a su territorio.

No abrirán plan de regularización de extranjeros

Enrique Gracia aclaró que no habrá plan de regularización de extranjeros en el país, a través de las oficinas que se han abierto en las gobernaciones provinciales, sino un censo para identificar quienes tienen estatus irregular o legal para estar en territorio dominicano.

Sostuvo que hay que aclarar bien a la población que la única institución que está facultada por la Ley 285-04 a regularizar extranjeros en el país es la Dirección General de Migración y no se está en ese proceso ahora, refiriéndose al caso principalmente de haitianos, chinos y venezolanos.

“No son esas oficinas las que regularizan, ellos harán un censo en todo el país para conocer el estatus de cada extranjero, es bueno que se sepa eso”, dijo el funcionario, mientras estuvo de visita por el paso fronterizo en Dajabón, acompañado del inspector general del ejército dominicano general de brigada Ángel Camacho Hubiera.

Parturientas haitianas saturan sistema de salud

El ministro de Salud Pública Daniel Rivera, dijo ayer en rueda de prensa celebrada en el Palacio Nacional, que la capacidad de los hospitales del sistema de salud dominicano está saturada por la gran demanda de atención por parte de las parturientas haitianas que vienen al país con el objetico de dar a luz. Hay provincias como La Altagracia o Valverde Mao, donde las parturientas haitianas en estos momentos superan el 60 %.

El titular de Salud, indicó además que el Gobierno ha invertido en lo que va de año unos 10 mil millones de pesos en partos de mujeres haitianas. Sin contar los gastos médicos, ya que no se han contabilizado.

“Esa es la realidad que nos preocupa, estamos haciendo grandes esfuerzos para poder llevar este servicio, porque sabemos la importancia del componente humano”, expuso Rivera tras asegurar que los centros de salud están atendiendo a las extranjeras”.

Aclaró que no se han dejado de atender en los hospitales públicos a las parturientas del vecino país a pesar de las limitaciones que eso representa para República Dominicana.

Explicó además que desde el 2018, la cantidad de mujeres haitianas que dan a luz en los hospitales locales va en aumento, mientras que la cantidad de dominicanas va disminuyendo, ya que estas últimas prefieren asistir a centros privados.

Dirección de Migración no tenía estructura

Enrique García enfatizó que la cartera que dirige no contaba con ninguna estructura para combatir el tráfico de personas con estatus migratorio irregular, “pero ahora el presidente Luis Abinader nos está apoyando para que se pueda realizar un buen trabajo”.

Sostuvo que la ley se está aplicando y cada día más “nos afianzamos en el compromiso de cumplir con nuestro deber, que es dotar de logística a nuestros hombres”.

Respeto
García aseguró que las deportaciones se están realizando “con todo el respeto a los derechos humanos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.