Sector de La Gloria en Santiago reclama drenaje sanitario

Compartir
Los habitantes de La Gloria de Cienfuegos, en Santiago Oeste, llevan más de dos décadas de reclamos de solución a la contaminación generada por el desbordamiento de las aguas cloacales. Limitaciones económicas dificultan que la junta distrital enfrente la situación.

Santiago. Las limitaciones económicas han dificultado que la junta distrital de Santiago Oeste trabaje para detener la contaminación generada por el desbordamiento de las aguas cloacales en la comunidad La Gloria de Cienfuegos.

Representantes de organizaciones de juntas de vecinos, religiosos y comunitarios esperan que el Gobierno Central acuda en auxilio del encargado distrital de Santiago Oeste, Eddy Báez, para una solución definitiva de la problemática de la cloaca y el desagüe pluvial de la localidad.

Los habitantes de La Gloria llevan más de dos décadas reclamando una solución, pero las autoridades de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago y las gestiones de los distintos alcaldes que han pasado por el Ayuntamiento de Santiago de los Caballeros prefirieron mantenerse en disputa de cual entidad le tocaba la intervención.

Un nuevo desbordamiento no solo afecta a las viviendas, sino que ha tapado las piedras y tablas colocadas como trillo para poder desplazarse hasta los hogares de los residentes en la barriada.

Medidas

Mientras, las mujeres adquieren botas de gomas para caminar entre el fango, los niños se exponen a recorrerlas a pies. Entre quienes plantean la intervención del gobierno central figura el pastor Pablo Ureña.

El religioso considera que con las limitaciones económicas que enfrenta el distrito municipal, se requiere de la mano amiga de las entidades gubernamentales, por la cantidad de recursos que deben invertir en la solución de este problema de contaminación.

“El encargado municipal, el señor Eddy Báez ha dicho en reiteradas ocasiones que no están en la capacidad económica para resolver esta situación, la cual fue heredada de los alcaldes pasados. Su confianza es que el gobierno central lo asuma, reconoce que es una situación caótica e inhumana, pero no tiene manera de resolverlo”, expuso el pastor Pablo Ureña.

Agua de clocaca acumulada.

Por años han vivido entre la suciedad e inmundicia

Los comunitarios dicen que las calles 1 y 3 parecen pocilgas por la gran cantidad de aguas negras. Indican que la obstrucción de las tuberías y de los desagües ha desencadenado el desbordamiento de las aguas residuales. En busca de la solución a este problema de contaminación, los afectados han acudido las autoridades de Coraasan y del Ayuntamiento de Santiago.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir