PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Los locales comerciales de una amplia franja de Villa Mella, Santo Domingo Norte, ayer empezaron a abrir sus puertas luego de que una ola delictiva obligó a paralalizar las actividades comerciales y educativas.

Después del tiroteo registrado la madrugada del domingo en el colmadón El Nuevo Mundo, ubicado en Vietnam de San Felipe, Villa Mella. Murieron tres personas y otras cinco resultaron heridas, los comercios y otras actividades en los barrios circundantes permanecieron cerrados hasta el pasado martes.

Ayer, se observaron algunos locales comerciales abiertos, mientras que otros solo ofrecían acceso a los clientes por una puerta.

Un equipo de elCaribe recorrió ayer los barrios Mata Los Indios, Punta, Vista Bella, San Felipe y La 28, donde corroboró que el liceo San Felipe y el liceo Matías Ramón Mella continuaban cerradas y había pocos profesores en sus instalaciones.

‘’Desde Punta hasta La Rotonda, hay 28 barrios y todas las escuelas de esos lugares están cerradas, incluyendo los colegios privados’’ manifestó Mariluz Lara, presidente de la Junta de Vecinos Esfuerzo del Paraíso.

Desinformación o confusión

El vocero de la Policía Nacional, Diego Pesqueira, sostuvo una reunión con los comunitarios de Vista Bella ayer, en la que declaró que en esa comunidad todo está bajo control.

“No crean todo lo que están diciendo en las redes sociales’’ dijo el oficial, que estuvo acompañado por Faustino Santana, director del Distrito Educativo 10-01 de ese municipio. Informó también que todas las escuelas del referido municipio están abiertas.

‘’Pesqueira dijo que lo que ha ocurrido en Villa Mella, es un conflicto familiar y vino en actitud de aclarar un rumor de las redes sociales’’ expresó, Mario López, presidente de la Junta de Vecinos de Vista Bella.

Desplegaron en la zona un contingente policial, en camionetas y motocicletas, en busca de restablecer el orden, trastornado tras lo ocurrido en la madrugada del domingo.

Residentes en San Felipe afirmaron que no envían a sus hijos a las escuelas, por temor a que se generen situaciones lamentables y sus vástagos queden en fuego cruzado camino a los planteles o de vuelta a casa.

Las víctimas mortales del tiroteo fueron, el raso de la Policía Nacional, Yorki Otaño, de 39 años, Carlos Manuel Núñez de la Cruz, de 25, y Víctor Manuel Martínez, de 32, alias El Muñeco.

Lo que desencadenó el tiroteo

En el tiroteo ocurrido en el colmadón El Nuevo Mundo también resultaron heridos el raso del Ejército, Aldo José Susana Heredia y los civiles Darison Núñez, Juan Ferrand, Wilkin Rondón y una menor de edad. Bandas de delincuentes aprovecharon el suceso sangriento para saquear negocios y viviendas.

Esto obligó a los moradores a tomar medidas para no ser víctimas de la delincuencia.

Posted in País
agency orquidea

Más contenido por Euclides Cordero Nuel