Video: Tocó mi cuerpo pero no mi alma

Su hijito murió de cáncer, y ella, con el diagnóstico en el sobre, fue a hablarle al cementerio. ‪“Por ti y por mi voy a luchar”.

‪Armada de una hermosa sonrisa que no la abandona y muchas ganas de vivir, Rosemary echó el pleito.

La joven expresó que la enfermedad "tocó mi cuerpo pero no mi alma",

‪Y aquí está, bella, vital, con todos nosotros.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.