RD y Países Bajos se reconocen mutuamente documentos apostillados

Compartir
Canciller Miguel Vargas junto a primer ministro de Curazao, Eugene Rhuggenaath_ primer ministro de San Martín, William Marlin_ y Liesbeth Mol, Enviada Regional para el Caribe de los Países Bajos.
Canciller Miguel Vargas junto a primer ministro de Curazao, Eugene Rhuggenaath_ primer ministro de San Martín, William Marlin_ y Liesbeth Mol, Enviada Regional para el Caribe de los Países Bajos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) anunció que los documentos públicos emitidos por la República Dominicana y por los Países Bajos, que sean debidamente apostillados, ya son válidos en todas esas naciones.

En consecuencia, desde el pasado 3 de noviembre, los documentos estatales legalizados por la Cancillería dominicana tienen fuerza legal en Holanda, Curazao, Aruba y  Sint Maarten. De igual forma, el Estado dominicano reconoce la validez de los documentos apostillados en esos países, tras gestiones del canciller Miguel Vargas, según indica la institución en un comunicado.

"Esto es posible porque los Países Bajos  levantaron la objeción que mantenían al ingreso de República Dominicana al Convenio de la Haya sobre la Apostilla, en respuesta a la solicitud  que  hizo el canciller Vargas durante la reunión de trabajo que sostuvo con autoridades de esos pueblos, el pasado mes de agosto", expresa la nota.

Convenio sobre la Apostilla

Fue suscrito el 5 de octubre de 1961 en La Haya, Holanda, para facilitar la circulación de documentos emitidos por los Estados firmantes.

Mediante este convenio se sustituyeron  largos trámites de legalización por la emisión de una apostilla. Es decir, una certificación de autenticidad  del documento de que se trate que emite la Cancillería.

El acuerdo  entró en vigencia  en el país  el  30 de agosto del año 2009, luego de que el Estado dominicano se adhirió  al mismo el 18 de febrero de 2008.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir