PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Hoy, sábado 4 de febrero, es el Día Mundial contra el Cáncer, y uno de los temas recurrentes es el aumento de la calidad de vida de los pacientes con la enfermedad

Tras una vida de dolores y sufrimiento psicológico y físico, Arlenia Vásquez, una mujer de 51 años, oriunda de Mao, provincia Valverde, se encuentra con un tipo de cáncer bastante raro.

Con una energía positiva, cuenta que su cáncer se llama leucemia bifenotípica aguda.

Según la Sociedad Americana del Cáncer, la leucemia es un cáncer de las células primitivas productoras de sangre, que con frecuencia se describe como aguda o crónica. Existen dos tipos de leucemia agudas; la leucemia linfocítica que es más común en los niños, y la leucemia mieloide aguda común en personas de avanzada edad.

Arlenia (nombre ficticio) tiene ambos tipos de leucemia aguda. Este tipo de leucemia es raro, con una incidencia aproximada del cinco por ciento, y es más frecuente en el sexo masculino y en adultos.

“Cuando yo me enteré de que era ese tipo, del que no hay muchos estudios y tratamiento para eso, yo lloré cinco minutos y después me dije tú sabías que ya tenías leucemia la única diferencia es que ahora tú sabes que tiene un apellido”, explicó.

Argumenta que en un sentido se siente bendecida porque sabe que tiene una enfermedad que es mortal, pero que tiene la oportunidad de hacer cambios en su vida, “Esto fue lo que me tocó”.

Según estadísticas, el cáncer es la principal causa de muerte en el mundo. En el año 2020 se atribuyeron a esta enfermedad casi 10 millones de defunciones, es decir, casi una de cada seis de las que se registran.

Para la República Dominicana, en el año 2020 la leucemia se encontraba en la tasa de incidencia más baja con un cinco por ciento, mientras que la de próstata en un 59.6 por ciento siendo la más alta.

Arlenia con una voz resignada, dice que era una maniática queriendo controlar todo en la casa y en el trabajo, pero que hoy no puede hacer nada “hoy con solo salir corriendo al camión de la basura me tumbo”.

Entre los síntomas de la leucemia se encuentra la fatiga persistente, debilidad, fiebre, pérdida de peso sin intentarlo, dolor o sensibilidad en los huesos, infecciones frecuentes o graves, sangrado y formación de hematomas con facilidad, entre otros.

Vásquez aseguró que ha llorado varias veces y una de ellas, cuando contrajo neumonía (una infección en los pulmones), explicó que estaba tan inflamada al punto de dolerle la cabeza por varios días, pero lo sobrepasó.

Confesó que también lloró al enterarse del tipo de leucemia que se encontraba en su cuerpo, del cual no se han registrado muchos estudios y tratamiento para ese mal.

Mientras que otro suceso que le hizo brotar las lágrimas fue cuando la doctora le dijo que lo de ella era un trasplante de médula ósea y que iba a costar dos o tres millones de pesos, que tendrían que buscar opciones fuera del país, sin saber si funcionará. “Por cinco minutos lloré y después me dije ven acá es que no estamos claro de que si sí; Sí y si no; No, así que suelta eso y no te entristezcas”.

Indica que la enfermedad es muy costosa, y para tratarla se necesitan transfundir paquetes de plaquetas que, según ella, cuestan veintiséis mil pesos, dice que en los últimos tres meses le han puesto un promedio de 12 pintas de sangre con el precio de seis mil pesos cada una.

“Tengo que practicarme biopsias de médula por lo menos cada mes o cada dos meses, solo una caja de biopsia cuesta 16,000 pesos”. Después de la quimio he tenido que ponerme dos inyecciones al día, y cada una en la farmacia cuesta 3,900 pesos y en el oncológico cuesta menos de 3,000 pesos.

La doctora le explicó que las quimioterapias que está recibiendo son para mantenerla con vida. “A mí solamente me están manteniendo con vida, yo trato de mantener una actitud muy positiva”, reflexiona.

Tasas de incidencia estandarizadas en 2020 en República Dominicana.

Una vida difícil

Su angustia empezó cuando tenía siete años… Desde la provincia Valverde, en la casa de su infancia de zinc, block y madera, Arlenia Vásquez cuenta cómo a los siete años fue abusada sexualmente por un amigo del padre. Nunca dijo nada porque, en su inocencia, temía que nadie le creyera. Ha vivido toda su vida ocultando el hecho y consultado con psicólogos para poder llevar una vida normal.

Por otra parte a los ocho años contrajo meningitis, un día llegó de la escuela con dolor de cabeza, y vomitando no le comunicó a su madre por miedo a ser maltratada. Producto de la enfermedad duró un tiempo para poder caminar, utilizando un bastón como soporte.

Al contar su historia de vida hace pausas, y su voz se escucha quebrada. A los dieciséis años su madre le dio en el lado izquierdo de la cara, afectándole un oído, producto de eso no escucha de ese lado.
Se define como una de las niñas que encima de las heridas le daban golpes. “Encima de que yo estaba noqueada, golpeada o sangrando me daban mis golpes” apunta.

Ya de adulta sufrió varias operaciones, entre ellas una histerectomía, también rotura de caderas, y de ambas rodillas.

A pesar de todo el sufrimiento su sonrisa y carisma no dejan de aflorar durante la narración de su historia.
Se considera como alguien que ha vivido por muchas cosas pero aun así se mantiene de buen ánimo.

Día Mundial contra el Cáncer

Este 4 de febrero del 2023 a nivel global se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer, bajo el lema “Por unos cuidados más justos” y un llamado a unir nuestras voces y actuar.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en la región de las Américas, el cáncer es la segunda causa más frecuente de morbilidad y mortalidad.

Del mismo modo estiman que 4 millones de personas fueron diagnosticadas en 2020 y 1.4 millones murieron por cáncer. Aproximadamente, el 57 por ciento de los nuevos casos de cáncer y el 47% de las muertes ocurren en personas de 69 años o más jóvenes, cuando se encuentran en la mejor etapa de sus vidas. Además algunos factores de riesgo específicos para el cáncer incluyen las infecciones crónicas por virus del papiloma humano, hepatitis B o C y Heliobacter pylori.

El cáncer puede prevenirse reduciendo la prevalencia de los factores de riesgo conocidos, como: el consumo de tabaco, la baja ingesta de frutas y verduras, el consumo nocivo de alcohol, y la insuficiente actividad física.

La OPS argumenta que la prevención primaria del cáncer más eficaz se basa en enfoques de todo el Gobierno, con legislación, regulación y políticas fiscales combinadas con actividades para cambiar el comportamiento individual y de la comunidad.

OPS
Según el organismo internacional, en América el cáncer es la segunda causa de mortalidad.

Incidencia
En el país, la leucemia tiene la incidencia más baja, mientras que el cáncer de próstata es el más frecuente.

Posted in Salud
agency orquidea

Más contenido por Diana Brito