PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Para la extitular de la Dirección de Información y Defensa de los Afiliados a la Seguridad Social (DIDA), Nélsida Marmolejos, el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) está violentando la ley 87-01 desde el año 2007, ya que está produciendo resoluciones que mutilan los beneficios que esta contempla para los trabajadores.

Durante una entrevista en el programa Periodismo y Sociedad que conducen los periodistas Andrés Matos e Isabel Acevedo, la pasada funcionaria deploró que a 15 años de iniciarse el plan piloto de la citada norma, aún se observen exclusiones, dificultades, negación de cobertura, recorte de los medicamentos y otras limitaciones en detrimento del afiliado.

Señaló que es necesario que la ley se modifique, indicando que las regulaciones que se han hecho violentan los beneficios de los usuarios. Citó como ejemplo que cuando una persona le llega su momento de pensión, pierde el seguro médico, lo que no debe ser así, de acuerdo al segundo acápite del artículo 123.

Informó que la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril) ha realizado estudios sobre la viabilidad de la norma, pero no se han puesto en ejecución.

Dijo que con la modificación se deben incluir a los pensionados en la seguridad social con el Seguro Nacional de Salud (Senasa).

En ese sentido, llamó a la aseguradora estatal a asumir como nuevos usuarios a sus pensionados otorgándole el seguro que establece la ley, no con el que de manera irregular se le haya asignado, asegurando que esto convierte en injusta la situación de muchas de estas personas, que deben regularizar la cuota del afiliado atendiendo a su condición económica y de ingresos.

“Ya el pensionado en su vida útil pagó al sistema de salud, y este debe devolverle al afiliado esos beneficios”, resaltó.

Aseguró que el Consejo Nacional de la Seguridad Social y los empleadores son los responsables de que no se estén cumpliendo con los artículos dispuestos en la norma.

Puntos a favor

Marmolejos resaltó que la ley ahora cuenta con 2 millones de pesos para el tratamiento de enfermedades de alto costo, y con 90 mil pesos para casos ambulatorios para medicamentos y procedimientos, cuando a inicios de su aplicación la cobertura era apenas de 385 mil pesos.

Asimismo, destacó que se puede dar seguimiento a la salud de las familias, porque existe la prevención de enfermedades a favor de los afiliados.

Exincumbente valora la creación de la ley

Nélsida Marmolejos, quien dejó la Dirección de la DIDA en septiembre del año 2020, declaró que desde la aplicación de la norma que rige la seguridad social hubo un salto cualitativo en la calidad de vida de la población en materia de salud, pensiones y riesgos laborales, donde se pasó de una ley de seguro social obligatorio en la que solo el afiliado tenía acceso a servicios médicos, a un seguro social inclusivo para todos sin discriminación.

Posted in Salud
agency orquidea

Más contenido por El Caribe