El cine explora nuevas áreas

    Es una labor que desempeña a sus 28 años. Esta profesional fanática del séptimo arte, tiene como visión llevar el cine dominicano a diferentes partes del mundo y que el trabajo que se está realizando sea de calidad y reconocido.

    Para los que no lo conocen, cuéntanos ¿en qué consiste ser curadora cinematográfica?
    El curador cinematográfico tiene amplios conocimientos de cine. Se involucra en las películas desde su creación para luego exhibirlas en festivales, logrando que tengan éxito. Cuando hacemos el rol de curador siempre tenemos pendiente el contenido sobre el derecho del arte cinematográfico, la conservación y restauración de las obras visuales. También analizamos la realización, guion, montaje, fotografía y sonido. Debemos conocer la visión del director dentro del filme, y saber todo los recursos artísticos que empleó dentro del filme, y si son adecuados para la historia.

    ¿Qué te llevó a especializarte en esta área? Crecí viendo películas, disfrutando las premiaciones y haciendo mis propias conclusiones sobre cual actor o actriz debía ganar por su actuación, cuál era mejor director o mejor película. Siempre me gustó el cine.

    ¿Dónde te especializaste en curaduría cinematográfica? En la Escuela San Antonio de los Baños EICTV, en Cuba.

    Además de ser curadora, ¿en qué otras áreas de la cinematografía has incursionado? Quiero entrar al mundo del networking de festivales. De hecho, estoy haciendo gestiones de posibles proyectos relacionados en esta área que es muy importante en la industria del cine. Aunque siempre he incursionado en la producción y dirección de cine.

    En un país como el nuestro, donde la industria cinematográfica apenas empieza a dejarse ver, ¿de qué sirve ser curadora cinematográfica? Creo que este es el mejor momento para que un curador esté presente en la industria, ya que sería un guía para promocionar y dar a conocer los proyectos de nuestro país.

    ¿Qué proyectos futuros tienes? Tengo en carpeta varios proyectos culturales y educativos, específicamente en el área de documentales, pero aún no hablo de ellos. De lo que sí puedo hablar es que empiezo hacer curaduría de cortometrajes dominicanos con el objetivo de que sean exhibidos en un festival que se realizará en Palermo, Italia, en una prestigiosa institución donde habrá espacio para el país.

    ¿Cuáles son los aspectos claves que debería tener una producción dominicana para competir con otras de Latinoamérica? Guiones con una estética de diálogos universales sin perder nuestra cultura y tradiciones que nos caracterizan. Reforzar más la parte de casting, dirección de actores y montaje.

    Como curadora, ¿cuál consideras la mejor producción que se ha realizado en RD y por qué? Para mí sigue siendo una joya Un pasaje de ida de Agliberto Meléndez. Es parte de la historia de nuestro cine ya que toca el aspecto social y la condición política de los pueblos.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.