Cuida tu piel en todo momento

    Colaboración: Priscilla Aponte, médico estético y nutrióloga de Medical Laser Center

     

    Los vegetales y las frutas, además de otros compuestos de origen vegetal, contienen fitoterapéuticos (propiedades curativas y/o terapéuticas de las plantas) capaces de proporcionar bienestar y mejorar de forma natural el aspecto de la piel  de la mujer durante o después del embarazo. Podemos sacarle provecho a estos efectos favorables, económicos y seguros durante esta delicada etapa de la vida, donde la piel es más sensible y los efectos del cansancio y falta de sueño se hacen notar.

    Bolsas Palpebrales

    Dar masajes circulares en los ojos puede ayudar a drenarlas. Mueve tus dedos en el párpado superior, desde de tu nariz hacia fuera,  y en el inferior, hacia el lado contrario, haciendo una leve presión con tus meñiques. Luego de hacer este ejercicio puedes aplicar esta receta de:

     

    Mascarilla de pera

    Preparación. En un procesador de alimentos prepara un puré de peras. Toma un trozo con su cáscara, agregando un poquito de agua pero manteniendo una consistencia firme. Aplica sobre una gasa fina y ponla sobre tus ojos, dejándola actuar unos 10 minutos. Retira con agua.

    Beneficios. La pera contiene ácido caféico y ursólico, que le confieren un poder diurético, ayudando a disminuir la retención de líquidos en esta área. Además del ácido ascórbico, un antioxidante que actúa dando salud a la piel.

     

    Ojeras

    ¡Descansa! Dormir lo suficiente las disminuye, al igual que las bolsas. Para combatirlas puedes ayudarte de una:

    Mascarillas de Brócoli y Curry

    Preparación.

    Elabora tu mascarilla con trocitos

    de brócoli hervido, dos tabletas de vitamina C y una pizca de curry. Mezcla los ingredientes en un procesador, agregando un chorrito de aceite de bebé sólo para dar consistencia. Como todas las mascarillas naturales para los ojos, aplícala sobre una gasa humedecida y deja actuar por unos 15 minutos.

    Beneficios. La cúrcuma contenida en el curry es un poderoso antioxidante, que ayuda a regenerar la piel, además de favorecer a su circulación. La vitamina K que tiene el brócoli, ayuda a disminuir las ojeras moradas o negruscas.

     

    Espinillas

    Los cambios hormonales durante el embarazo pueden producir brotes de espinillas que producen picor y algunas veces hasta dolor. Nunca las toques o las pellizques; esto sólo provocará manchas indeseables y arruinará el aspecto de tu piel.  Para secar y tratar estas manifestaciones de acné e hidratar y suavizar tu piel, emplea esta mascarilla como soporte:


    Mascarilla de salvado de avena

    Preparación:

    Para esta mascarilla secante, necesitarás una cucharita de bicarbonato de sodio, dos cucharadas soperas de salvado de avena y una onza y media de agua de arroz (ésta la obtienes dejando un poco de arroz en remojo por 12 horas). Puedes usarla en todo el rostro o sólo en el área afectada. Déjala actuar unos 20 minutos. Si deseas aplicarla en toda la cara, utilízala sólo una vez por semana.

    Beneficios. El bicarbonato de sodio alcaliniza la piel, tiene propiedades antisépticas y matificantes. El salvado y el almidón del arroz mejorarán las máculas residuales y reducirán la inflamación.

     

    Manchas en el rostro

    Muchas mujeres desarrollan melasma o cloasma facial durante su embarazo, condición dada por factores hormonales y hereditarios. Sin embargo, el Sol es el principal desencadenante, así que no olvides usar protector solar. A pesar de que posteriormente necesites tratamientos profesionales para el aclarado de estas máculas, puedes preparar:

     

    Mascarilla de zanahoria y café

    Para ella necesitaras una zanahoria hervida y dos cucharitas de polvo de café. Mezclas los ingredientes haciendo una pasta homogénea. Agrega un poquito de agua si es necesario.

    Beneficios. La hidroquinona se encuentra en forma natural en el café, este principio activo se encuentra en numerosas cremas blanqueadoras, que no puedes usar en el embarazo o postparto, siendo esta mascarilla una fuente natural que puede usarse con seguridad en el embarazo y la lactancia. La zanahoria es rica en carotenoides, antioxidantes que confieren a la piel mayor resistencia contra las agresiones ambientales y la exposición a los rayos UV.


    Pies Cansados

    Para relajarte, desinflamar tus pies y descansar puedes poner tus  pies en remojo unos 25 minutos en agua tibia. Para mayor satisfacción y efectividad agrega a esta agua un chorrito de vinagre blanco y 1 onza de sal de Epson.

    El magnesio contenido en ésta última es absorbido eficazmente a través de la piel, proporcionando relajación y alivio inmediato en dolores musculares. Otra propiedad de estas sales se relaciona a la mejoría del sueño.

     

    Estrías

    Hidrata tu piel. Las estrías no se eliminan en un 100% y no pueden ser tratadas por profesionales durante el embarazo y la lactancia. Así que los remedios caseros son tu mejor amigo en estos días. Humecta diariamente tu piel con manteca de karité orgánica mezclada con semillas trituradas de chinola.

    El gran contenido de vitamina A de esta preparación, ayudará a reparar la piel afectada por las estrías y también a aclararlas. Por otro lado, la manteca de karité funciona como un excelente regenerador celular.

     

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.