Ordenan apresar al alcalde de San Francisco por corrupción administrativa

    El alcalde Rodríguez Grullón y sus colaboradores son acusados de supuesto manejo irregular de más de 100 millones de pesos en el cabildo de San Francisco de Macorís.La Procuraduría General de la República solicitó orden de arresto contra el alcalde de San Francisco de Macorís, Félix Manuel Rodríguez Grullón, por alegados actos de corrupción administrativa en detrimento del Estado dominicano.

    A través de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), que dirige la magistrada Laura Guerrero, también se solicitó orden de arresto contra  Fiordaliza Genao Hernández, gerente financiera y tesorera del Ayuntamiento Municipal de San Francisco de Macorís, así como contra Jerson Nerys Lizardo Pérez, exencargado de nómina de dicha alcaldía.

    Laura Guerrero, titular de la PEPCA informó que a los funcionarios se les imputa la violación de los artículos 123, 145,150,166,167,169, 170, 171 y 174, así como 265 y 266 del Código Penal dominicano. Según el expediente, los imputados habrían realizado un fraude electrónico en la nómina del personal de dicha alcaldía, por un monto aproximado de 25 millones de pesos.

    “Estos son datos tomados como indicadores dentro de una gama de otras irregularidades detectadas en el informe de la Cámara de Cuentas, que son pruebas fehacientes que justifican y avalan nuestro solicitud de arresto, allanamiento, así el inicio de un proceso legal contra los imputados, quienes haciendo uso de sus funciones, cometieron los hechos presuntamente de coalición de funcionarios, falsedad, uso de documentos falsos, prevaricación, desfalco, concusión, abuso de confianza y asociación de malhechores, infringiendo así lo dispuesto en el  Código Penal Dominicano, en franco perjuicio del Estado, en diferentes actos que envuelven más de 100 millones de pesos”, expresa Laura Guerrero Pelletier.

    Mediante investigación realizada por el Ministerio Público se pudo comprobar que en el período comprendido de enero 2007 a noviembre 2011, en el Ayuntamiento Municipal de San Francisco de Macorís, los imputados realizaron un fraude electrónico en la nómina del personal de dicha alcaldía, por un monto aproximado de 25 millones de pesos, cuya irregularidad fue reflejada por auditoría de la Cámara de Cuentas.

    Entre las pruebas obtenidas tras las investigaciones del Ministerio Público se destaca que “hubo pagos realizados sin soportes justificativos de más de 8 millones de pesos según se observa en la página 75 del informe presentado por la Cámara de Cuentas, así como la falta de registro del pasivo de los compromisos contraídos con el Banco de Reservas para el pago de la regalía pascual de los empleados, ascendentes a un monto de 28 millones, de manera que transparente las amortizaciones mensuales aplicadas.

    Igualmente, el informe da cuenta de que no disponen de las tablas de amortizaciones de los préstamos para controlar los pagos mensuales durante el período entre 2007 al 2011. En ese mismo orden se hace constar en la página 28 las discrepancias extraídas del sistema de nóminas del cabildo y los pagos realizados por el banco, en los meses de julio 2010 a septiembre 2011, ascendiendo la diferencia a 11 millones 810 mil 927 pesos dominicanos.

    Se refleja además una diferencia entre registro de lo pagado y las afirmaciones a terceros en la página 84 de la auditoria, haciendo constar que la Alcaldía pagó entre capital e intereses la suma de 28 millones 812 mil 936 durante el 2007 al 2011, reflejando una diferencia según las cuentas bancarias y las confirmaciones del Banco de Reservas, por un monto de 1 millón 496 mil 221 pesos dominicanos.

    Otro de los puntos que se destacan a raíz de  la investigación realizada por el Ministerio Público refiere que el informe de la cubicación número 9 de mayo del 2012 correspondiente al remozamiento del área externa del Mercado Municipal por un total acumulado de 12 millones 954 mil 902 pesos, confirmándose una diferencia entre los montos pagados y ejecutados, ascendentes a 518 mil pesos, en tanto que en la remodelación del área interna del mismo la diferencia asciende a 703 mil 592 pesos.

    Igualmente, hace referencia a otros montos en situaciones semejantes relacionadas con el remozamiento de la avenida Manuel Aurelio Tavares Justo (salida de Nagua hasta la entrada de Briquetas), que arroja una diferencia entre pagado y ejecutado de más de 950 mil pesos;

    Entre las irregularidades, la PEPCA cita además la construcción de la escultura monumental, Icono de San Francisco de Macorís, en la que se observa diferencia entre pagado y ejecutado de más de un millón de pesos, así como otras diversas obras que resultan sobreabundantes.

    En informe legal de la Cámara de Cuentas revela entre sus detalles en base al informe definitivo, que en los períodos auditados, la entidad reflejó una erogación de más de 5 millones de pesos a favor de empleados que no desempeñan funciones a beneficio del cabildo.

    La entidad auditada emitió cheques duplicados a favor de diferentes beneficiarios por más de 800 mil pesos y pagos sin soporte por más de 8 millones de pesos entre el 2007 al 2011, entre otros movimientos y actos que en su totalidad, envuelven más de 100 millones de pesos malversados.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.