PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Hipólito y el PRD creyeron que la realidad electoral era estática y que ellos se iban a mantener por siempre encabezando las encuestas. Dormidos en sus laureles, subestimando la extraordinaria capacidad estratégica de Danilo, Leonel y el PLD, Hipólito, por orientación de sus asesores, prácticamente abandonó el escenario y se fue de viaje por el mundo.

Lo que querían los asesores era que las desacertadas declaraciones de un candidato incontrolable no fueran a dañar el lugar que ocupaba en las encuestas. Pero la realidad cambió de manera muy desfavorable para ellos porque Danilo logró unificar al PLD en torno a él, se movilizó a diario por todo el país, empezó a mostrar en los diversos escenarios que es el candidato que tiene la mejor visión y la mayor capacidad para enfrentar los retos que tiene la nación, y su popularidad empezó a crecer de manera amplia.

La percepción de la gente cambió y el sentir mayoritario es hoy que Danilo y el PLD ganarán las elecciones de mayo del 2012.

Ante esa nueva realidad, Hipólito y el PRD han perdido la orientación y la tranquilidad y han estado haciendo una serie de denuncias que muestran su condición de perdedores. Primero fue que le iban a hacer fraude (el que habla de fraude es porque está perdido, dice el pueblo), luego la promoción de un anuncio donde destacaban mucho más la sonrisa de Danilo que las supuestas propuestas de Hipólito, más adelante una declaración de que si ganaba el candidato del PRD, no les pagará las deudas a los suplidores del Estado y, finalmente hasta ahora, una ridícula denuncia a los organismos internacionales de que el gobierno y el presidente Fernández usarán los recursos del Estado para promover la candidatura de Danilo.

Lo que pasa es que el PRD desarrolló una estrategia electoral sobre la base de que el presidente Leonel Fernández no apoyaría a Danilo. Ellos creían que el PLD es el PRD, donde existe un pugilato entre el candidato y el presidente de ese partido.

Ahora se han dado cuenta de que uno de los principales interesados en que gane Danilo es el propio Leonel, ya que aquél es el único que garantiza preservar los grandes logros de los gobiernos peledeístas y que el progreso  y el bienestar sigan creciendo.

Danilo Medina es el candidato del PLD, el partido que está en el gobierno, y Leonel Fernández es el presidente de la República. Leonel hará un gran gobierno en su última etapa y esto será un gran aporte para consolidar a Danilo. No es con el uso de los recursos del Estado, sino con una visión clara de cómo un partido en el poder debe trabajar para no perderlo.
El autor es economista y comunicador
[email protected]

Posted in Sin categoría
agency orquidea

Más contenido por Euri Cabral