De vuelta a lo natural: luce tu riza cabellera

    Según publicado en el periódico El Caribe, La República Dominicana es un país que se caracteriza por una rica herencia cultural de la que debemos sentirnos orgullosos. Somos una nación que tiene un pueblo que ríe hasta en los momentos más difíciles, buena comida, excelentes beisbolistas, extraordinarios merengueros y bachateros, playas paradisíacas de aguas cristalinas, montañas, entre otros tantos atributos de los cuales nos llenamos la boca al hablar.

    Pero también tenemos “pajones”. Sí, has leído bien, “pajones”, una herencia directa de nuestros ancestros africanos y que por muchos años las mujeres dominicanas han forzado a las ensortijadas hebras de sus cabellos para ocultar “el negro tras la oreja”, y así poder parecer, lo más posible, pariente de alguien de un pueblito sureño de la China.

    “¡Oye! Es ´china´ que quiero que me dejes”, es común escuchar en cualquier centro de belleza del país (o de algún sector de Madrid, San Juan o Nueva York, donde existe un gran número de inmigrantes dominicanos).

    También es frecuente ver cómo se “enrollan” la cabellera en forma de tubo con pinzas y pañuelos para que no quede visible ni una onda. Es una lucha constante.

    Mantener el “greñero” bajo control es sin duda una inversión costosa, por lo que las quejas son infinitas. Quienes acuden cada dos o tres meses a los salones para “alisarse” el pelo deben disponer entre 1,500 a 2,000 pesos. Esto sin contar los productos de calidad que deben utilizar para mantener el cabello sano e hidratado, pues la combinación de cremas alisadoras y tintes suelen debilitarlo.

    Las cosas están cambiando

    Lo bueno es que esta forma de pensar ha ido cambiando, ya sea porque tener “pelo bueno” sale carro o porque las dominicanas cada vez se sienten más orgullosas de lo que la naturaleza les ha regalo, ver en las calles mujeres (y algunos hombres) con el pelo al natural es más común.

    Carolin Guzmán es una joven periodista que se motivó a unirse a esa aceptación de pelo rizado, a pesar de que en un principio esta idea no le agradaba. Finalmente, al ver que su hermana mayor, Niurka Guzmán, artista plástica, era feliz con su elección, dejó a un lado los tabúes y los alisados también.

    “En un principio no concebía la idea de realizar todo el proceso que conlleva dejarse el pelo natural, pero mi hermana fue mi inspiración. Cuando tomé la difícil decisión, ella ya tenía tres años llevándolo rizo y pues me encantaba como se le veía. Así que me atreví, y me siento súper feliz. Sin dudas, una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, y sé que mi cabello está agradecido”, dice Carolin.

    Para las hermanas Guzmán tomar la decisión de ser naturales y aceptarse tal cual son tuvo una razón de cuidado.

    En el caso de otras suele ser por curiosidad, como lo fue para Carolina, la chica de la página web www.missrizos.com, en la que narra su experiencia, da consejos sobre belleza y exhorta a las mujeres a amar sus rizos.

    “Fue algo que quería hacer desde hace muchos años pero el miedo a como me vería y al rechazo de la sociedad, no me dejaba. Por fin, y después de 15 años desrizándome decidí hacerlo”, cuenta a sus lectores Carolina sobre su experiencia.

    Como Carolina, la chica de “Miss rizos”, otras se han unido en orientar a aquellas mujeres que no se atreven a dar el primer paso; un ejemplo es “Una lección en la calle”, un divertido video ideado por un grupo de jóvenes, en el que entrevistan a personas que llevan el pelo rizo sobre qué le dicen o gritan en la calle. Las respuestas de los entrevistados, que son escritas en una pizarra, van desde “pareces una leona”, “moño duro”, “greñúa”, “¿Dejaste el peine en casa?”, hasta “caco e´tiguere”, entre otras ocurrencias que hacen reír hasta al más serio.

    No es malo ir contra la corriente

    “La fashionista realista” es una de las tantas chicas que han utilizado las redes sociales para expresar lo que siente. En su blog lafashionistarealista.blogspot.com puedes conocer sobre su experiencia, y al igual que Carolina, trata de darle opciones a las féminas de cómo pueden verse bellas sin tener que incurrir a procesos químicos para cambiar la textura de su cabello.

    “He pasado de que la gente me pregunte: ¿Cuándo te vas a desrizar?, a: ¡Qué bien te queda el pelo así! Al principio era un poco como ir contra de la corriente, pero ahora cada vez la gente está más acostumbrada y le gusta.

    En el mundo de la moda ha sido más fácil porque en teoría está más abierto a lo diferente y además fuera de aquí el pelo rizado tipo afro es muy trendy”, comenta “la realista”.

    Nadie quiere tener los “moño malo”

    En el mercado podrás encontrar una gran variedad de productos para el cuidado de tu cabellera crespa o riza, en el caso de Carolin Guzmán, ella utiliza shampoo y tratamientos que hidratan bien el cabello. Al lavarlo lo desenreda por completo con un peine de patas grandes. Y luego aplica una crema anti frizz, que le aporta brillo y moldea sus rizos.

    Carolina ha probado una larga lista de línea de cuidado para el cabello, y en su espacio suele recomendarlos, como Knotty Mousse, el Revive Spritz, y el No Suds Shampoo.

    En el caso de la “la realista”, ella recomienda Moroccan Oil, pues dice que el cabello rizado necesita mucha hidratación y estos productos son perfectos para mantener el cabello hidratado y muy suave.

    Si quieres saber más puedes seguir a estas chicas “pajonudas” en la red.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.