Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Economía

Reforma fiscal en vigor y amplia gama de artículos subirán de precios

-

Los correspondientes incrementos de precios todavía no se han sentido, por el ambiente navideño imperante

El impacto de la reforma se sentirá a partir de hoy, cuando entra en vigencia plena  el paquete.
El impacto de la reforma se sentirá a partir de hoy, cuando entra en vigencia plena el paquete. (Danny Polanco)

Desde hoy, la República Dominicana opera con un sistema tributario con mayores cargas en las tres fuentes susceptibles de ser gravadas con impuestos-ingreso, consumo y patrimonio- y con menores exenciones de impuestos.

Los nuevos impuestos creados por la reforma tributaria que el Congreso aprobó para fortalecer la capacidad recaudatoria del Estado, para la sostenibilidad fiscal y el desarrollo sostenible, son desde hoy parte de la estructura impositiva del país.

Tocando el consumo, con el aumento y ampliación del ITBIS y del impuesto selectivo a bebidas y tabaco; el ingreso y el patrimonio, la reforma es la reestructuración más amplia que ha recibido el sistema impositivo dominicano.

Algunas de las figuras creadas, como el impuesto de dos pesos por galón de gasolina y gasoil, entraron en vigencia tan pronto se promulgó la Ley de la reforma (la número 253-12), y otras como la ampliación y aumento de tasa del ITBIS, entraron en  aplicación ayer martes. Pero en la práctica es desde hoy cuando se sentirán los efectos de las alzas impositivas, cuando los consumidores acudan a los comercios a renovar sus inventarios de café, azúcar, aceite, yogurt, chocolate, mantequilla y margarina. Este grupo de productos fue parte de los nuevos bienes gravados por el ITBIS, con una tasa de un 8% por este año, pero que irá aumentando  cada año hasta llegar a un 16% en el  año 2016.

Cadena

La reforma de ahora es la novena reestructuración que se realiza en el país desde el 2000, cuando se aprobó la Ley 112-00, de Hidrocarburos, la cual le dio al Gobierno la segunda mayor fuente de recaudación por impuesto sobre mercancías y servicios, después del ITBIS. Desde entonces, el país ha recibido en promedio una reforma impositiva cada 17 meses. La anterior había sido aprobada en junio del 2011, con un alcance de aproximadamente RD$9,500 millones, y con algunas figuras provisionales cuya aplicación vencía ahora, pero que la Ley 253-12 la extendió por al menos un año más.

De la nueva reforma, el efecto mayor en los precios internos se espera en el aumento del ITBIS 16% a 18%,  la aplicación de ese tributo con una tasa reducida de 8% a otros renglones que estaban exentos, alzas de los impuestos a la gasolina y el gasoil.

El paquete incluye un nuevo tributo sobre las emisiones de CO2 que se agrega al precio de los autos nuevos. Ese impuesto será aplicado sobre el valor CIF (costo, seguro y flete) del vehículo, y las tasas serán 1,2 y 3%, según la capacidad de emisión de CO2 del vehículo. También implica que los impuestos sobre las bebidas alcohólicas, el tabaco, la televisión por cable y la propiedad de un vehículo aumentarán.

Desde mediado de noviembre pasado, los ahorradores e inversionistas son alcanzados por nuevas tasas impositivas sobre los dividendos e intereses. Esas son áreas de la reforma que toca el lado de los ingresos. En ambos casos, se creó un impuesto del 10%.

Los asalariados no contarán con el aumento indirecto de sueldo que cada año le representaba el ajuste por inflación para el deducible. El monto, que es de unos RD$339,000, se mantendrá invariable por tres años.

 Del lado de los ingresos, la reforma también incorpora a los informales al sistema tributario, al crear un impuesto anual de RD$12,000 para cualquier negocio que haga compras mensuales de RD$50,000 o más.

 Las zonas francas pagarán una tasa de 3.5% sobre las ventas nacionales, y los premios o ganancias en loterías, fracatanes y lotos tienen una tasa de 25%, mientras que la retención para los premios de bancas de loterías y deportivas de 10,15 y 25%.

Los intereses bancarios están gravados con un 10% y solo se exime a los que perciban menos de RD$25,000 al mes y sea como único ingreso.

En el ámbito del patrimonio, la reforma toca a los propietarios de inmuebles, al establecer un impuesto del 1% al consolidado de todas las propiedades, a partir de un monto conjunto de RD$6.5 millones. Dentro de esa familia impositiva, la reforma crea un impuesto de 1% por derecho a circulación de vehículos (renovación de marbete o placa), que inicia su aplicación en agosto de este año. En ese impuesto se establecen exenciones para beneficiar a los  vehículos  del transporte público.

Paquete también reduce exenciones fiscales

Además de agregar ingresos por mayores impuestos, la reforma plantea ahorros por reducción de exenciones fiscales. En la Ley de energía renovable, elimina la exención del impuesto sobre la renta y reduce a 40% el crédito previsto en el artículo 12 de la Ley 57-07, y del lado del desarrollo turístico, elimina la exención de la primera transferencia inmobiliaria. En la Ley de Cine, la última legislación de grandes exenciones fiscales, la Ley establece que el uso del crédito fiscal es exclusivamente para el productor, y en las zonas francas especiales, suspendió la clasificación en esa categoría. El impacto recaudador del paquete ha sido estimado por el Gobierno en unos RD$46,000 millones en el primer año completo de aplicación.

Estreno
El 2013 inicia con alzas de impuestos que afectarán los precios de bienes y servicios de consumo masivo por la población dominicana”.

Diferido
Sólo  el impuesto a la placa, de 1% sobre el valor del vehículo, queda sin aplicación automática, porque entra en vigencia en agosto próximo.


ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar