Los laicos protagonistas en la Iglesia

I
Los orígenes
“Los orígenes del movimiento Encuentro Matrimonial se encuentran en Barcelona (España) durante la década de los 60, en un programa católico de renovación matrimonial conocido como Encuentro Conyugal, que fue fundado por el padre Gabriel Calvo, un sacerdote diocesano integrado en el Movimiento Familiar Cristiano (MFC).

A principios de los años 70, Encuentro Matrimonial derivó en dos organizaciones católicas diferentes.

• El grupo original, que continuó más en la línea del Padre Calvo, se convirtió en el National Marriage Encounter (Encuentro Conyugal), localizado en Minneapolis.

• Un grupo alternativo, denominado Encuentro Matrimonial Mundial (EMM), que fue fundado en 1968, en Long Island (Nueva York) bajo la dirección del padre Charles (“Chuck”) Gallagher, un sacerdote jesuita.

En 1969, el padre Chuck y otros dos sacerdotes y parejas habían presentado 22 fines de semana en el área de Nueva York. A principios de los años setenta, el movimiento comenzó a expandirse a través de Estados Unidos y Canadá. A mediados de los años setenta, estuvieron moviéndose a distancias tan lejanas como Australia. El Encuentro Matrimonial llega, a mediados de 1972, a Europa a través de Bélgica y posteriormente se extiende por todo el continente.

En 1974 se da el Primer Fin de Semana (FDS) en español, en San Antonio, Texas y en el otoño de 1974 se dan los primeros fines de semana en Puerto Rico y en México.

A mediados del año 1977, la comunidad de Encuentro Matrimonial Mundial de Puerto Rico plantea la expansión del movimiento a República Dominicana.

En septiembre de 1977 se realiza en la Arquidiócesis de Santo Domingo el primer fin de semana, viviendo la experiencia 14 matrimonios.

Dos años de intensa actividad pasaron en esta tarea; pero a finales de agosto de 1979, el huracán David castiga implacablemente nuestras tierras y la Casa Manresa Loyola, donde se realizaban los FDS, es ocupada por damnificados. A causa de esto y de otros inconvenientes, la tarea de la expansión sufre una interrupción y los FDS son suspendidos.

Gracias a Dios, durante los primeros meses de 1980 se continúa en el país con los esfuerzos de expansión. Este nuevo empuje se ve reforzado por nuestros hermanos mexicanos.

En agosto de 1980 se realiza, en el país, el primer FDS con un equipo netamente dominicano.

En marzo de 1982 se realiza nuestro primer esfuerzo de expansión nacional, llevándose el FDS a la Diócesis de Santiago. Con esta expansión se afianza más el movimiento en el país.
A mediados del 1987 queda establecida la Diócesis de La Vega. En 1990 quedó establecida la Diócesis de San Francisco de Macorís y en octubre del 2010, queda establecida la diócesis de Puerto Plata.

Gracias al esfuerzo, sacrificio y trabajo tesonero de muchas parejas y sacerdotes podemos decir que el encuentro matrimonial en nuestro país está cambiando vidas y estamos llegando al hogar de muchos dominicanos a cambiar su tristeza y desilusión por esperanzas e ilusiones.

Encuentro Matrimonial Mundial ha estado ofreciendo experiencias de fin de semana por 50 años, y es considerado el programa de enriquecimiento del matrimonio basado en la fe original. Los programas se actualizan constantemente para mantenerse al día con los cambios en la sociedad.

II
Misión
La misión del Encuentro Matrimonial Mundial (EMM) es proclamar el valor del matrimonio y del Orden Sagrado en la Iglesia y en el mundo. Y nuestro carisma es “Fe a través de la relación”.

Vivir el carisma del Movimiento de Encuentro Matrimonial Mundial conduce a la renovación de la Iglesia y al cambio en el mundo.
Encuentro Matrimonial Mundial ofrece a las parejas casadas, los sacerdotes y religiosos/as una experiencia para profundizar en sus relaciones dentro de la tradición católica.

La puerta de entrada fundamental para nuestro Movimiento es la experiencia del fin de semana de Encuentro Matrimonial Mundial. Se trata de una serie de charlas realizadas por un matrimonio y un sacerdote, quienes comparten la realidad de su propia relación. Después de cada presentación, los participantes reciben preguntas para su reflexión personal. Se les invita a compartir sus pensamientos y sentimientos con su esposo/a en privado. A través de este proceso vivencial e interactivo, los participantes aprenden una técnica de comunicación llamada “diálogo” que ellos pueden usar en el hogar para seguir creciendo en la relación con su cónyuge.

Viviendo los pasos del fin de semana original, su hogar se convierte en un modelo de la Iglesia doméstica. Las parejas se transforman en la Buena Noticia para los demás y participan en la misión evangelizadora de la Iglesia grande.

Una de las grandes riquezas de nuestro movimiento es la Comunidad de apoyo. Las parejas y los sacerdotes al unirse a una comunidad, encuentran el apoyo necesario en su caminar con los demás, para perseverar en los conceptos fuertes que aprendieron en el fin de semana.

III
Proyectos
La expansión es esencial para avanzar en nuestra misión y realizar nuestro sueño de renovar la Iglesia y cambiar el mundo. Es por eso que trabajamos día y noche para llegar a cada rincón de nuestro país. En la actualidad, de las 11 diócesis que existen en República Dominicana, ya estamos formalmente establecidos en cinco.

En los últimos años, hemos ido desarrollando las comunidades parroquiales, que es un grupo de matrimonios, sacerdotes y religiosos/as que pertenecen a una misma parroquia y que han decidido brindar un apoyo sólido y comprometido con la Pastoral Familiar de sus parroquias. Lo que, además, representa una mano amiga para contribuir con nuestros sacerdotes y su misión.

En estos momentos como Equipo Eclesial Arquidiocesano nos hemos puesto la meta de formar, por lo menos, una comunidad de Encuentro Matrimonial Mundial en cada parroquia de nuestra arquidiócesis. Es un gran reto que con la ayuda de Dios y el apoyo de todos los sacerdotes lograremos.

IV
Celebración 40 aniversario
EMM existe gracias a tantos matrimonios, iluminados por Cristo, que han pasado por el movimiento y/o continúan apoyándonos en esta hermosa misión. Todos ellos han trillado el camino que hoy, 40 años después, transitamos nosotros. Durante este caminar muchos miembros se han sumado y otros han partido a la casa del padre, tantas historias de amor diferentes han sido la esencia del Encuentro Matrimonial Mundial.

Por todos y cada uno de esos grandes pilares nos preparamos para celebrar en grande e iniciaremos agradeciendo al Rey de Reyes por ser el impulsor de cada día de estos 40 años.

1. Con una Solemne Eucaristía el domingo 3 de septiembre a las 10:00 a.m. en la Catedral Primada de América, que será presidida por MONS. FRANCISCO OZORIA ACOSTA, Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo.

2. El jueves 14 de septiembre tendremos una Noche de Adoración en Televida canal 41 a las 7:00 p.m.

3. El 30 de septiembre tendremos una Cena de gala bailable con Eddie Herrera que iniciará con un pre-show a las 7:00 p.m. en el Salón Independencia del Club de las FFAA.

4. Cerraremos con broche de oro con un gran Encuentro arquidiocesano de comunidades el 12 de noviembre en el colegio San Francisco de Asís frente a la Parroquia Paz y Bien de la Sabana Larga, a partir de las 8:30 a.m. Dicha actividad culminará con una hermosa celebración eucarística a las 3:00 p.m. presidida por Mons. Víctor Masalles.

Concomitantemente tendremos cuatro encuentros arquidiocesanos de comunidades en las diócesis de La Vega, San Francisco de Macorís, Santiago y Puerto Plata.

A lo largo de estos 40 años, en República Dominicana hemos ido trabajando, junto a nuestra amada Iglesia católica, en la evangelización. Como Sacramento llamamos a los matrimonios a reflejar el amor de Dios con más claridad a sus hijos, y llegar a ser faros de luz en la comunidad parroquial y en el mundo.

¡Únete a la gran familia de Encuentro Matrimonial Mundial!

P. José Pastor Ramírez, Salesiano
César y Laritza Del Orbe

Equipo Eclesial Arquidiocesano de Santo Domingo.
Síguenos: @emmsantodomingo”

Conclusión

CERTIFICO que el material que ofrezco sobre “El Encuentro Matrimonial Mundial”, me fue dado por directivos de dicho movimiento en el país.

DOY FE, en Santiago de los Caballeros a los veintiocho (28) días del mes de agosto del año del Señor dos mil diecisiete (2017).